barullo


También se encuentra en: Sinónimos.

barullo

(Del port. barulho, derivado del lat. involucrum, envoltorio.)
s. m. Alboroto, confusión y desorden de personas o cosas les pidió que no hiciesen barullo. barrila
Traducciones

barullo

row, scramble, din

barullo

lomoz

barullo

larm

barullo

Lärm

barullo

βοή

barullo

melu

barullo

vacarme

barullo

buka

barullo

やかましい音

barullo

소음

barullo

kabaal

barullo

drønn

barullo

hałas

barullo

ruído, DIN

barullo

шум

barullo

dån

barullo

เสียงอึกทึก

barullo

şamata

barullo

tiếng ầm ĩ

barullo

喧嚣

barullo

דין

barullo

SM
1. (= alboroto) → racket; (= confusión) → confusion
armar barulloto make a racket
esta habitación está hecha un barullothis room is a mess
2. a barulloin abundance, in great quantities
Ejemplos ?
Pero los montañeses aguardaron en vano la llegada de la quinta y la sexta legión; estos prudentes guardias nacionales dejaron a sus representantes en la estacada; la misma artillería de París impidió al pueblo levantar barricadas; un barullo caótico hacía imposible todo acuerdo y las tropas de línea avanzaban con bayoneta calada.
Las muchachas dividíanse en bandos, siguiendo cada una el de la monja de quien dependía; y terminado el capítulo, las del partido vencedor concurrían á los claustros armadas de matracas encintadas, marimbas, panderos con cascabeles y otros instrumentos, cantando coplas en loor de la monja electa, y aun satirizando á la derrotada y á sus secuaces. A esas coplas y á esc barullo se dio el nombre de vítores.
Suave Patria: tu casa todavía es tan grande, que el tren va por la vía como aguinaldo de juguetería. Y en el barullo de las estaciones, con tu mirada de mestiza, pones la inmensidad sobre los corazones.
Despreciábamos esos petimetres que iban paquetes al aula una vez por mes, a hacer barullo en las clases de Larsen o Gigena, y que no leían sino el Balmes o el Gérusez, mientras nosotros nos alimentábamos de la médula de león del eclecticismo.
La Pampa porque Viera, el director, anda, como ustedes saben, medio de novio con la hija de Gancedo y no quiso meter más barullo; El Justiciero, porque el mulato Marcos Fernández, le saca plata a Gancedo con el cuento de la diputación, y del otro lado es muy compinche con Bermúdez y sabe pecharlo también, aunque no mucho, a causa de Cenobita...
Nada más imponente que la brusca interrupción de una fiesta ante el zarpazo de un peligro. Cuando los ánimos empezaron a tranquilizarse, el general barullo de los comentarios fue ensordecedor.
De cómo una escultura dio la muerte al escultor Los padres agustinianos sanaban, hasta poco después de 1824, la célebre procesión de Jueves Santo, que concluía, pasada la media noche, con no poco barullo, alharaca de viejas y escapatoria de muchachas.
Estas disputas, el barullo y el escándalo llegaron hasta mí, que estoy dominado, como ya sabéis, por una curiosidad y una indiscreción continuas y que siempre estoy ojo alerta.
Algunas veces se oía a él y a sus compañeros pasando a caballo a lo largo de las granjas, gritar y cantar como una tropa de cosacos del Don; las mujeres de edad, arrancadas al sueño por aquel barullo, escuchaban el desordenado ruido hasta que se perdía en la lejanía, y exclamaban entonces: «¡Ah!
Heme, canción, aquí más frío el pecho por el propio temor que helada nieve, sintiéndome morir ya en tal barullo; que así pensando he vuelto ya al enjullo gran parte de esta tela mía breve; y todo peso es leve cargando el que sostengo en tal estado, que con la muerte al lado busco de mi vivir consejo nuevo, y conozco el mejor, y el peor apruebo.
Veinte monjas, acaudilladas por la misma del primer barullo, se negaron a entrar en la sala capitular y firmaron un recurso al obispo, protestando no proceder a la elección sin que antes su ilustrísima, como delegado de la silla apostólica, no las declarase sujetas a su jurisdicción y libres de la del provincial franciscano, contra cuya tiranía y abusos estamparon mil lindezas.
¿Recuerdan ustedes el tiberio femenil que en nuestros republicanos tiempos se armó por la cuestión campanillas, y las escenas del Congreso siempre que se ha tratado de incrustar, como artículo constitucional, la tolerancia de cultos? Pues esas zalagardas son hojarasca y buñuelo al lado del barullo que se armó en 1561.