barriga


También se encuentra en: Sinónimos.

barriga

(Del gascón barrique, barrica.)
1. s. f. ANATOMÍA coloquial Vientre, tripa tiene una escueta cintura y una barriga prominente. panza
2. coloquial Vientre, conjunto de vísceras.
3. Parte abultada de un recipiente o una columna.
4. Bulto o comba que hace una pared.
5. rascarse o tocarse la barriga Gandulear, estar sin hacer nada.

barriga

 
f. Vientre (vísceras y cavidad).
fig.Parte media, abultada, de una vasija.
fig.Comba que hace una pared.

barriga

(ba'riγa)
sustantivo femenino
1. anatomía cavidad abdominal dolor de barriga
2. figurativo abultamiento del vientre una gran barriga
aumentar de peso Mi abuelo está echando barriga.
Sinónimos

barriga


rascarse la barriga locución gandulear, holgazanear. trabajar.
Traducciones

barriga

maag

barriga

كرش, بَطْن

barriga

корем

barriga

panxa, ventre

barriga

břicho

barriga

bug, mave

barriga

ventro

barriga

kõht

barriga

maha, vatsa

barriga

ventre, panse

barriga

בטן

barriga

trbuh

barriga

has

barriga

pancia, ventre

barriga

perut

barriga

kviður, magi

barriga

お腹, 御中, おなか

barriga

배, 복

barriga

alvus, venter

barriga

buik

barriga

buk, mave, mage

barriga

barriga

barriga

burtă

barriga

trebuh

barriga

bere

barriga

mage, buk

barriga

karın, göbek

barriga

живіт

barriga

bụng, dạ dày

barriga

腹部, 肚子

barriga

ท้อง

barriga

SF
1. (Anat) → belly; (= panza) → paunch
echar barrigato get middle-age spread
estás echando barrigayou're getting a bit of a belly
con la cerveza echas barrigabeer makes you fat
me duele la barrigaI have a sore stomach
hacer una barriga a una chicato get a girl in the family way
llenarse la barrigato stuff o.s.
tener barriga (= estar encinta) → to be in the family way; (= ser gordo) → to be fat
rascarse o tocarse la barrigato do damn-all
2. (= parte abultada) [de jarra] → belly, rounded part; [de muro] → bulge

barriga

f. belly;
dolor de ______ ache.

barriga

f belly, stomach (fam), tummy (ped, fam)
Ejemplos ?
Otrosí, se ordena y manda que el tal obligado, (hiciera con) la carne de vaca, después de haberla descocotado (o se haya dado su muerte), la haga degollar por el pescuezo y cargar con una polea de madera que no llegue al suelo, y antes de desollar y abrirla (por do haber posterior desmiembro y abierta de su barriga por la mitad)...
Hombre vulgarísimo, pero muy valiente, tenía á veces arranques hidalgos; y cuando, en la en- trevista de Mala se propusieron los pizarristas apoderarse por traición de la i ersona de Almagro el Viejo, Alonso de Mesa fué de los pocos que protestaron indignados contra esa felonía, y cuéntase que al pasar junto al Mariscal, lo hizo cantando esta popular copla del romancero español: Tiempo es el caballero, tiempo es de huir de aquí, que me crece la barriga y se me acorta el vestir.
Noviembre 20 Se dio cuenta con un oficio del señor Felipe Barriga por el que avisa el nombramiento hecho en su persona por el Presidente de la República de Jefe Político del Cantón.
En un reciente estudio incorporado en la Historia Sociolingüística de México libro publicado por el Colegio de México en 2010, la doctora Rebeca Barriga Villanueva hace una clara taxonomía de las tres grandes generaciones de los libros de texto gratuitos de español: a) La generación del 59, los libros de la patria.
Tú eres mu bruto, y yo chanelo muchísimo más que tú, y sobre to que si no lo haces cojo mis trapos y me voy de tu vera y que venga otra a dartelas unciones cuando te duela la barriga.
Pero ninguna cosa me admiraba más ni me parecía peor que el ver que estos jiferos con la misma facilidad matan a un hombre que a una vaca; por quítame allá esa paja, a dos por tres meten un cuchillo de cachas amarillas por la barriga de una persona, como si acocotasen un toro.
Convino al cabo, y se echaron a dormir al sol. Apenas oyó la zorra roncar a su compadre, cuando se levantó, arrebañó la orza y le untó la barriga con la miel que recogió.
Supóngase usté que aquella mañana me veo yo salir a mi tormento ya vestío de la alcoba, y naturalmente, como yo sé mil requetebién que él tiée menos barriga que un gusano de seda, pos naturalmente, me llamó la atención verlo que no se podía abrochar la chaqueta ni el chaleco.
Y yo, inocente de mí, le pregunto: «Pero, chiquillo, ¿qué es eso? ¿Qué te pasa a ti hoy en la barriga?» Y el mu charrán, cuando yo le pregunté eso, ¿sabe usté lo que me contestó?
Como yo había oído que el aguardiente es bueno pa quitar el dolor de barriga, poniendo por fuera unos paños bien empapaos en ello, calenté en una sartén como medio cuartillo, y cuando estaba casi hirviendo, llevélo así a la cama onde se estaba revolcando la muy bribona.
Al oir tal sandez, nuestros dos caminantes hubiéron de caerse uno sobre otro, pereciéndose de aquella inextinguible risa que, segun Hornero, cupo en suerte á los Dioses; iba y venia su barriga y sus espaldas, y en estas idas y venidas se cayó el navio de la uña del Sirio en el bolsillo de los calzones del Saturnino.
Aquí Marramaquiz, desatinado, cual suele arremeter el jarameño toro feroz, de media luna armado, al caballero, con airado ceño (andaluz o extremeño: que la patria jamás pregunta el toro), y, por la franja del bordado de oro caparazón, meterle en la barriga dos palmos de madera de tinteros, acudiendo al socorro caballeros, a quien la sangre o la razón obliga, al caballo inocente, que pensaba, cuando le vio venir, que se burlaba, «¡Gallina Mizifuf!