barrabás

barrabás

(De Barrabás, sedicioso judío.)
s. m. coloquial Persona perversa o traviesa.

barrabás

 
m. fig. y fam.Persona mala, traviesa, díscola.

Barrabás

 
bib. Judío condenado a muerte y puesto en libertad por Pilatos con preferencia a Jesucristo, a petición de los judíos.
Traducciones

barrabás

barabba

barrabás

Barabbas

barrabás

Barabbas

barrabás

Варавва

barrabás

Barabbas

barrabás

Barabasz

barrabás

巴拉巴

barrabás

巴拉巴

barrabás

Barabáš

barrabás

Barabbas

barrabás

Barabbas

barrabás

バラバ

barrabás

바라바

barrabás

Barabbas

Barrabás

SMBarrabas
ser un Barrabás [adulto] → to be wicked; [niño] → to be mischievous, be naughty
Ejemplos ?
15 Y Pilato, queriendo satisfacer al pueblo, les soltó á Barrabás, y entregó á Jesús, después de azotarle, para que fuese crucificado.
Unas veces he llegado demasiado tarde, y otras demasiado temprano: mira tú si soy torpe. No parece sino que estudio con el mismo Barrabás.
10 Porque conocía que por envidia le habían entregado los príncipes de los sacerdotes. 11 Mas los príncipes de los sacerdotes incitaron á la multitud, que les soltase antes á Barrabás.
Sé en lo gordo metódico, y te jura tu vulpécula, Que aun a precio menos módico, Más de moda tu periódico Ha de ser, per omnia sécula. El amén tú lo dirás, Que de derecho te toca, Pues fuera me le coloca Tu metro de Barrabás.
¿Queréis, pues, que os ponga en libertad al Rey de los judíos?» 40. Ellos volvieron a gritar diciendo: «¡A ése, no; a BarrabásBarrabás era un salteador.
Tras ellos están los que se enamoran de viejas, con cadenas; que los diablos, de hombres de tan mal gusto, aún no pensamos que estamos seguros, y si no estuviesen con prisiones Barrabás aún no tendría bien guardadas las asentaderas dellos, y tales como somos les parecemos blancos y rubios.
2º 2º: después de habello Pilato una vez y otra examinado, Pilato dice: (Yo no hallo culpa ninguna). 3º 3º: le fue preferido Barrabás, ladrón: (Dieron voces todos diciendo: no dexes a éste, sino a Barrabás).
Eco de la escena evangélica ( Evangelio de Lucas, 23, 17) en que la muchedumbre rechaza a Jesús y reclama a Barrabás: «Pero ellos vociferaron a una: ¡Fuera ése!
Éste (Barrabás), que había sido condenado por rebelión y homicidio, se interpreta hijo de su maestro en el evangelio llamado según los Hebreos.
Me lo cuidas, ¿eh? Porque él es de la piel de Barrabás, y si no hay quien le llame al orden... Y como el empleado protestase sonriendo, Ignacia insistió: -Nada, nada; que te pongo a Romita de guardia civil...
Todo lo que iba cantando el Asturiano hicieron al pie de la letra ellos y ellas; mas, cuando llegó a decir que diesen principio a un contrapás, respondió Barrabás, que así le llamaban por mal nombre al bailarín mozo de mulas: -Hermano músico, mire lo que canta y no moteje a naide de mal vestido, porque aquí no hay naide con trapos, y cada uno se viste como Dios le ayuda.
Este músico, a lo menos, no es de los del hijo del Corregidor, que aquéllos son muchos, y una vez que otra se dejan entender; pero éste, ¡voto a tal que me deja mohíno! Todos los que escucharon a Barrabás recibieron gran gusto, y tuvieron su censura y parecer por muy acertado.