barnizador

barnizador, a

adj./ s. Se aplica a la persona que da barniz a un objeto.
Traducciones
Ejemplos ?
Cuando tenía ocho años su padre, barnizador, le regaló una vieja bicicleta Viner que había restaurado y pintado de rojo con la ayuda del propio Vincenzo, y con la que empezó a dar vueltas en el videoclub que regentaba su madre Giovanna.
El acabado del mueble a veces se confía a un artesano especializado: taraceador, montador en bronces, escultor sobre madera, dorador, barnizador.
La habitación estaba que embestía de limpia; brillaba el suelo recién fregado; los muebles, a los que un poco de petróleo hacíanle aparecer como recién salidos de manos del barnizador; la cama, que tentaba al reposo con el blancor de su colcha y de sus almohadas también blanquísimas; las flores, que en tiestos y macetas dábanle al balcón aspecto de jardín, y, por último, la figura de Amparo redondeada por los primeros síntomas de la maternidad; con el bellísimo rostro de gitano abolengo radiante y expresivo, con los encendidos labios contraídos por una sonrisa y los magníficos ojos adormecidos y como impregnados de enervadoras caricias.
Aquí aprende el secreto de la orfebrería en plata y oro. Más tarde volvería a arreglar muebles, donde como maestro barnizador trabaja una vez más con su padre.
El mayor de cuatro hermanos, es hijo de Fernando Navarro y Lidia Brain, maestro barnizador de muebles y dueña de casa respectivamente.
Unos amigos anarquistas le encuentran trabajo como barnizador, pero se autolesiona para cobrar el seguro y eso le permite pasar el tiempo entre bibliotecas y museos.
(1558-1637) fue un artesano, alfarero, barnizador, calígrafo y pintor del Shogunato Tokugawa. Se ha considerado que su obra inspiró la fundación de la escuela Rinpa de pintura japonesa.
A pesar de que fue entrenado como pulidor de espadas (y no como "forjador de espadas" de acuerdo al sentido común occidental, debido a que en Japón las tareas de forjar, templar y afilar son realizadas por diferentes artesanos), Kōetsu se convirtió en un destacado alfarero, barnizador, y ceramista debido a su interés en la ceremonia del té japonesa, que fue revivida y refinada algunas décadas atrás por Sen no Rikyū.
Con la suerte del momento, encontró trabajo como barnizador de pianos, y más tarde probaría suerte en el Tonneau, en los Grands Boulevards.