bardo


También se encuentra en: Sinónimos.

bardo

(Del lat. bardus.)
1. s. m. LITERATURA Poeta, cantor de los antiguos celtas.
2. LITERATURA culto Poeta heroico o lírico de cualquier época o país.

bardo

 
m. Entre los antiguos celtas, rapsoda que cantaba las hazañas de los héroes. Se acompañaba con una especie de lira denominada cruth.
p. ext.Poeta.
Sinónimos

bardo

sustantivo masculino
Traducciones

bardo

barde

bardo

Bard

bardo

bard

bardo

Bard

bardo

巴德

bardo

巴德

bardo

Bard

bardo

Bard

bardo

SMbard
Ejemplos ?
¡Oh!, ven risueña, y del andino bardo presta al laúd tu dulce melodía himnos de amor, de férvida esperanza enseña, amable a nuestras bellas ninfas.
Todo, todo a tu alma ardiente dará mil inspiraciones, y acaso mil ilusiones, y nuevo amor, nueva fe... Marcha, bardo errante, marcha, sigue tu hermoso destino, y tu canto peregrino haz donde quiera escuchar.
Mas, aunque afecto tal tu voz nos muestra, con prudente temor empero viendo que hoy no usado poder arma tu diestra, necesario tal vez, pero tremendo, la voz del bardo impávida te grita que, aunque enmudezca ahora y sea vana mudable ley en el papel escrita, hay otra ley eterna y soberana: ley que borrar no puede dedo humano y que al monarca y al jüez sentencia, porque la escribe la divina mano en su invisible libro: la conciencia.
En medio de ese desquicio El Papa Borgia está orando (mientras pellizca a una niña), Tan sólo un bardo protesta: Lamartine, con voz airada; Para restaurar el orden se llamó a Marat.
Esta es la lista de las clases de personajes: •Mago •Clérigo •Guerrero •Bandido •Bardo •Druida •Paladín •Cazador •Asesino •Trabajador = Las habilidades sirven para obtener nuevas acciones disponibles para cada personaje o para realizar acciones de una forma más rápida o efectiva.
Precisamente, el Viejo de la Montaña fue condiscípulo del famoso bardo persa Omar Khayam… Fruto, pues, de una empeñosa labor, no exenta de peligros, según me lo advirtiera como al pasar el egipcio Mansur bey, cuando me refirió la historia que titulé "Los ojos de la reina", creo inútil añadir cuán profundo era mi contento.
Con sus escarchadas alas Pasó el tiempo que no es tardo Y olvidáronse del Bardo El Conde y la dueña Sol; Mas no se olvidó la bella, Que en el alma lo tenía Al morir la luz del día Y al mostrarse su arrebol.
¿Por qué os juntáis para escuchar al hombre de saber y de juicio más escaso? ¿Queréis que yo os revele, aunque os asombre y a vanidad me lo achaquéis acaso, por qué del bardo me otorgáis la palma?
En el campo de batalla Entre unas malezas toscas El Bardo encontró la carta, Y como no se le ignora Que el Conde leer no sabe, Escondérsela le importa Y en vez de la de Matilde La entrega la suya propia.
He visto a ese insecto humilde comenzar con entusiasmo la red que darle podría el sustento y el descanso, y he visto luego a una mosca venir y pasar volando, y echar por tierra a la obrera con su esperanza y trabajo. Así nacen y así mueren los pobres cantos de un bardo...
Tú lo sabes mejor, que lo has llorado, Poeta del dolor, bardo sombrío; Tú que a remotos climas has llevado Tu noble y melancólico cantar, Como los pliegues de la parda niebla Errante cruza un ave misteriosa, Y de armonía con sus cantos puebla La corrompida atmósfera, al pasar.
Tú otorgaste y ceñiste en aquel día Palmas al mártir, y al guerrero lauros; Yo pronuncio tu nombre Junto al que adoro de la patria mía; Habla, Señor, al hijo; Narren tus nuncios al heroico pueblo, La divina leyenda de sus padres, Que la lira del bardo desfallece Y, al peso abrumador de los recuerdos, Muda y arrebatada se estremece.