bardal

(redireccionado de bardales)

bardal

1. s. m. CONSTRUCCIÓN Barda, cubierta de una tapia.
2. saltar bardales Huir sin pensar en los obstáculos saltaba bardales ladera abajo.
Traducciones

bardal

Bardal

bardal

Bardal

bardal

Bardal

bardal

Bardal

bardal

SMwall topped with brushwood
Ejemplos ?
Todo hay que enseñárselo. Caminaban junto a los bardales, y en el dulce atardecer las palabras del macró abrían un paréntesis de estrañeza en Erdosain.
Regidores: Willam Darcy Moreno Prieto (APP), Benilde Burgos Domínguez (APP), Elvia Rodríguez Samamé (APP), Emilio Napoleón Díaz Peche (Partido Aprista Peruano), Rolando Chavez Bardales (Partido Aprista Peruano).
Estando en Ayacucho, sufrió una caída accidental que le provocó la fractura de la columna vertebral, a consecuencia de lo cual falleció, cuando apenas contaba con 31 años de edad. Fue el sexto hijo de Anfiloquio Valdelomar Fajardo y de María Carolina de la Asunción Pinto Bardales.
élix Verdeja Bardales (Panes, en Peñamellera Baja, Asturias, 10 de abril de 1904 - Santander, 20 de mayo de 1977) fue un teniente coronel del Ejército español.
Por otra parte, habiendo muerto ya sus padres, a quienes en vida socorrió largamente, ¿qué atractivo podían tener para él los bardales de su aldea?
En distantes bardales reposaba la celeste curva del cielo, y sólo entristecía la calleja el monótono rumor de una sierra sinfín o el mugido de las vacas en el tambo.
y todo ello sin más inspiración que la Naturaleza, ni más mentores que los bardales, el susurro de las celliscas y las pláticas del cura.
Yo bien quisiera, Neluca, darlo todo al desbarate antes que pasar la vida rodando por los bardales: Pero si tú no te arrojas, como no puedo olvidarte, no me queda más remedio que algún rayo que me aplane.» Calló la voz, y al momento, con misteriosa prudencia, un ventanillo se abrió en el fondo de la puerta.
-Don Damián fue un señor desde sus principios, y cuando salió de aquí llevaba muchos estudios y sabía tratar con personas decentes...; y había heredado la levita, que esto vale mucho para bandearse fuera de los bardales del lugar.
Copiado literalmente del original, que se encuentra en el Archivo Nacional de Honduras, ciudad de Tegucigalpa, M.D.C. Archivo Nacional de Honduras. Profesor Rafael Bardales B. Nociones de Historia de la Educación.
Y en prueba de que no hablan sólo por el aquél de abrir la boca, no bien se coge el maíz, y se siega el pelo de la toñá (la yerba de otoño), y se derrotan las mieses, y comienzan los pelados bardales a llorar gota a gota por las mañanas el rocío de la noche, ya los tienen ustedes brindando con su cocina a todo convecino que quiera favorecerla con su presencia.
Ahora cruzaban en silencio las calles hacia la quinta del Astrólogo. Caía el tierno azul de la mañana en los bardales de las calles oblicuas.