bardal

bardal

1. s. m. CONSTRUCCIÓN Barda, cubierta de una tapia.
2. saltar bardales Huir sin pensar en los obstáculos saltaba bardales ladera abajo.
Traducciones

bardal

Bardal

bardal

Bardal

bardal

Bardal

bardal

Bardal

bardal

SMwall topped with brushwood
Ejemplos ?
Quercus tauzinii Bubani Quercus toza Gillet ex Bosc Quercus toza Bastard Castellano: abogalla, agallarones, agallones, barda, bardal...
El término municipal de Villanueva de la Sierra limita con: Torrecilla de los Ángeles al norte; Hernán-Pérez y Villa del Campo al oeste; Pozuelo de Zarzón al sur; Santa Cruz de Paniagua al este. Lucio Marineo Sículo dice: Destaca la fuente de la Laguna del Bardal, que trae agua de manantiales subterráneos de la sierra.
En su término y antaño pertenecientes a la antigua Comunidad de Villa y Tierra quedan varios enclaves como El Bardal de 2.275 hectáreas, exclave situado al norte del municipio.
Rubus vulgaris Bubani Castellano: amora, amural (2), andivia, barcical, barda (5), bardal (3)...
En el lugar denominado "La Torrecilla" se pueden encontrar restos de vasijas y ladrillos de aquella época. En el sitio denominado "El Bardal" se encontró lápida con las siguiente inscripción: "ACPVLSO.
Era una enorme extensión de encinares y robledos en la que la abadía llegó a tener varios miles de ovejas. Todavía queda hoy el Bardal de Lerma con el que linda Torrecilla a cuya comunidad de pueblos propietarios pertenece ésta.
Dista 3 kilómetros de la capital municipal, Matamorosa. En el pasado se llamó Villaescusa Solaloma del Bardal. A su término le afecta el lote de caza mayor de la Reserva del Saja, llamado «Lote Izara, Suano y Villaescusa», repartido entre este municipio y Hermandad de Campoo de Suso.
Esto fue considerado un fracaso, ya que la plantilla se había confeccionado para ascender ese mismo año, con jugadores como Manu Barreiro, Adrián Pazó, Juan Bardal, Gonzalo, Sidibé o Lorenzo.
Cervera es un lugar de flora seca, principalmente, destacando entre dicha flora el romero, espliego, ulagas, tomillo, bardal, manzanilla, etcétera.
Pero al pie del árbol había un bardal bastante espeso, y en este bardal cayó la miruella.-Cerca de un cuarto de hora invirtió en buscarla el pacientísimo cazador, que al fin la encontró; pero no sin desgarrarse las manos con las punzantes zarzas.
-Por lo demás, a mí me hubiera tenido más cuenta rozarle, pues crea usté que yo salí perdiendo al comprarle por el vallado que le puse. -Según fuera el bardal, don Hermenegildo.
Otro frente lo constituía un paredón negruzco, lleno de grietas y hendiduras, en donde algunos reptiles asomaban su cabeza de ojos pequeños y brillantes por entre las hojas de musgo: un paredón altísimo formado de gruesos sillares, sembrado de huecos de puertas y balcones tapiados con piedra y argamasa, y a uno de cuyos extremos se unía, formando ángulo con él, una tapia de ladrillos, desconchada y llena de mechinales, manchada a trechos de tintas rojas, verdes o amarillentas, y coronada de un bardal de heno seco, entre el cual corrían algunos tallos de enredaderas.