barcelonés

(redireccionado de barceloneses)

barcelonés, a

1. adj./ s. Que es de Barcelona, ciudad y provincia española.
2. s. Persona natural de Barcelona.
3. LINGÜÍSTICA Variedad lingüística del catalán.

barcelonés -nesa

 
adj.-s. De Barcelona.

Barcelonés

 
Comarca administrativa de Cataluña, situada sobre la costa de la provincia de Barcelona. 155,52 km2 y 2 302 137 h. Cap., Barcelona. Comprende la sierra de Collserola y la llanura de Barcelona, donde está emplazada la capital. Clima mediterráneo. La industria se concentra en los suburbios y el sector de servicios en la ciudad.
Traducciones

barcelonés

барселонец, барселонски

barcelonés

barcellonese

barcelonés

/esa
A. ADJof/from Barcelona
B. SM/Fnative/inhabitant of Barcelona
los barcelonesesthe people of Barcelona
Ejemplos ?
Terminada la contienda, algunos de los más destacados autores barceloneses comenzaron a colaborar con la revista, dando pie a series que se volverían míticas: Cuadrado (2000), p.
El atraso de la sociedad española y el frágil desarrollo industrial, así como la fuerza del anarquismo y el anarcosindicalismo entre los sectores obreros barceloneses, explican la poca relevancia que el PSOE alcanzó en los primeros años tras su fundación, al contrario que sus homólogos europeos.
Sus sucesores mantuvieron una independencia nominal del condado que, sin posibilidades de crecimiento y rodeado por los dominios barceloneses, mantuvo su relativa autonomía pagando rentas al soberano de la Corona de Aragón hasta que en el siglo XIV se incorpora a ella definitivamente.
A nivel social, a finales del siglo XIX los barceloneses vivieron en primera persona la proliferación de nuevas formas de vida, ocio y relación social que tenían en el deporte y la práctica de actividad física su máxima expresión.
En los últimos años del siglo la ciudad vio nacer una gran cantidad de clubs de natación, tenis o fútbol, que tendrán una gran importancia en el siglo XX en la vida social de los barceloneses y en la proyección exterior de la ciudad.
Los Juegos, además, internacionalizaron definitivamente la imagen de una moderna Barcelona ante todo el mundo, y recuperaron la ilusión de los barceloneses, orgullosos de su ciudad.
El precio que pagaron los barceloneses fue el desorbitado incremento del precio del suelo, que provocó una espectacular alza en el precio de los pisos, situando a Barcelona como una de las ciudades más caras de Europa, con pisos al mismo nivel de precios que ciudades como Madrid o París.
En 1926 participó en la Sanjuanada contra la Dictadura de Miguel Primo de Rivera, circunstancia que le supuso, tras Consejo de Guerra, seis años de condena en el Castillo de Montjuic, donde tendrá ocasión de intimar con destacados líderes barceloneses del movimiento anarquista.
Los orígenes de esta bella iglesia oriental se remontan a finales del siglo XVIII cuando un fervoroso grupo cristiano de barceloneses fundaron la Cofradía de Nuestra Señora del Carmen.
Sin embargo, varios años después, en 852, los musulmanes, probablemente bajo el mandato de Abd al-Karim ben Mugith tomaron la ciudad como represalia por la muerte a cargo de ciudadanos barceloneses de su aliado Guillermo de Septimania, enemigo de Alerán, conde durante la toma de la ciudad.
En el contexto del feudalismo medieval, Barcelona gozó de unos notables privilegios, concedidos primero por los reyes francos y, posteriormente, por los condes catalanes. Los barceloneses eran hombres libres, pudiéndose dedicar sin trabas a sus actividades artesanales y comerciales.
Con el desarrollo económico de la ciudad de Barcelona y la popularización del automóvil, Casteldefels se convirtió en lugar de veraneo de muchos barceloneses a mediados de los años 1950.