Ejemplos ?
En una última llamada a la población barcelonesa...
Los primeros los publica semanalmente en la revista barcelonesa Gaceta Ilustrada y, con posterioridad, en la madrileña Blanco y Negro (revista).
Se remodeló y amplió la red viaria barcelonesa, creando infraestructuras como el anillo circunvalatorio de Barcelona: las rondas Litoral y de Dalt.
Alfonso con cien requiebros Empieza a entretenerla Y la dama le responde Y le habla de esta manera: Vaya, español, a su tierra Y no venga a pretender La dama barcelonesa, Mire que no faltará Quien le rompa la caheza.
De allí pasó al occitano guinle y luego al provenzal guinla. Luego la población barcelonesa en la región introduciría el término guinda que pasó al catalán y el francés.
En 1973 recibirá el encargo por parte de Antonio Martín de realizar una obra que sirviera de parodia a Superman para una pequeña editorial barcelonesa llamada Euredit.
Por su parte, Ramiro II, a pesar de su condición de eclesiástico, se casó con Inés de Poitiers, matrimonio del que tuvieron una hija, Petronila, en 1136. Ello obligaba a planear el futuro matrimonio de la niña, lo que suponía elegir entre la dinastía castellana o la barcelonesa.
Tras la participación de Hugo II de Ampurias junto a Ramón Berenguer III en la expedición pisano-barcelonesa a Mallorca (1114), su hijo Ponce II renovó el vasallaje al conde de Barcelona, pero luego se enfrentó a él, siendo hecho prisionero y perdiendo el señorío de Perelada.
Según George Lucas: Tras su primeriza presentación en Londres, la revista The Hollywood Reporter detalló en su reseña: «Si creen que el mundo no necesita otra variación de Star Wars aparte de las seis películas, las animaciones, videojuegos y juguetes, están olvidando la extraordinaria fuerza que posee la música de John Williams, escrita específicamente para esta épica de ciencia-ficción».;Juegos de rol de mesa Hasta ahora ha habido tres juegos de rol de mesa ambientados en el universo de Star Wars: El primero fue editado entre 1987 y 1999 por la editorial West End Games con el título original en inglés. Fue traducido al castellano en 1990 por la editorial barcelonesa Joc Internacional.
Hacia 1925, la mezzosoprano barcelonesa Conchita Supervía retornó a las claves originales, y motivó así el principio de una revalorización histórica, seguida por las italianas Giulietta Simionato y Fiorenza Cossotto.
Los pioneros fueron algunos anarquistas catalanes que desde finales del XIX se habían integrado en las sociedades masónicas, como algunos dirigentes de la FTRE, entre los que destacó Anselmo Lorenzo, que desde 1883 mantuvo una intensa actividad en la logia barcelonesa Hijos del Trabajo y después llegó a ser Maestro Venerable y Orador de la logia Lealtad.
La primera edición en lengua española fue realizada y publicada por la hoy en día desaparecida editorial barcelonesa Diseños Orbitales en 1993 a partir de la segunda edición original en inglés (1992).