barca


También se encuentra en: Sinónimos.

barca

(Del bajo lat. barca.)
s. f. NÁUTICA Embarcación pequeña para pescar o navegar cerca de la costa o en los ríos les llevó en barca hasta los rápidos.

barca

 
f. mar. Embarcación menor, gralte. de madera.

Barca (Barcides)

 
hist. Familia cartaginesa (ss. V-II a C) que encabezó la lucha contra Roma en las guerras Púnicas.

barca

('baɾka)
sustantivo femenino
náutica embarcación pequeña barca de pescadores
Sinónimos

barca

sustantivo femenino
Traducciones

barca

boat, bark, barge

barca

قارب نقل صغير

barca

лодка, такса

barca

Barke, Nache

barca

riverbarko

barca

barque

barca

boot

barca

barco

barca

łódź

barca

člun

barca

båd

barca

보트

barca

båt

barca

เรือ

barca

SFboat, small boat
barca de pasajeferry
barca de pesca, barca pesquerafishing boat
Ejemplos ?
Esto diciendo, el buen hombre, sentándose en su barca, aparejó los remos, y cuando Sara, que no era otra la persona a quien al parecer había aguardado hasta entonces, hubo saltado al barquichuelo, soltó la amarra que lo sujetaba y comenzó a bogar en dirección a la orilla opuesta.
Allí supe que una facción alfonsina había cortado el puente de Omellín: Pregunté si era hacedero pasar el río, y me dijeron que no: El vado con las crecidas estaba imposible, y la barca había sido quemada.
El Gaviota avanzaba cortando ágil las imponentes olas, no sin que de vez en cuando alguna le envolviese en su inmenso torbellino; ninguno de los de la barca respiraba.
Sólo quiero ensanchar los ojos hacia el desfile futuro que por tus aguas navega y hacia el desfile del pasado, hacia la realidad y la promesa, hacia la barca de Antonio Díaz y hacia el hondo sueño en que sueñas con la proa del acorazado, como los niños campesinos con su vapor de cuerdas, con el barco de acero que avance hacia tus fuentes aureolado de velas y parada en el tope la paloma del Iris, abierto el pecho por tus Siete Estrellas...
cuando tengas mis años... Pero tu sitio no es aquí: anda a proa y avisa si ves por delante alguna barca. Juanillo corrió por la borda con la segura tranquilidad de un pillo de playa.
Para mi barca vieja, ya es mar de mucho fondo: para mis viejas alas ya mucho viento es: yo no me lanzo en aires en que volar no puedo, ni me aventuro en aguas en que nadar no sé.
en esas olas que al náufrago el salvavidas le arrancan hundiéndole en el abismo después de estrellar su barca, ¡barca que flotó al impulso de ilusiones y esperanzas!...
atolondrado por el golpe, por lo inesperado de la caída; pero antes de darse cuenta exacta de ello viose otra vez en la superficie del mar braceando, absorbiendo con furia el fresco viento... ¿Y la barca?
El timonel, firme en su lugar, calada la gorra hasta los ojos, parecía adherido al barco; los remeros se encorvaban y desencorvaban jadeantes; la barca avanzaba lentamente entre remolinos de espuma.
Regábamos los tallos; uno e ellos era una rama de saúco, que echó raíces y sacó verdes brotes y se convirtió en un árbol grande y espléndido; este mismo bajo el cual estamos. -Sí, esto es -dijo él-; y allí en la esquina había un gran barreño; en él flotaba mi barca.
-A ver, muchachos, tos a los remos -gritó el patrón, empuñando la bocina. Momentos después la barca acercábase a la costa en dirección a la Cala del Almejero.
Los remeros, apercibidos de lo grave del paso que se disponía a dar el patrón, hicieron crujir los remos al tremendo ímpetu de sus brazos. La barca avanzó lentamente por entre los torbellinos que formaba el oleaje entre las piedras.