Ejemplos ?
El sol se había ocultado tras las copas de los árboles de la fronteriza montaña, y las gallinas y demás aves domésticas comenzaban a eligir su dormitorio en la barbacoa, pisoteándose y aleteando cuidadosamente, sin haber motivo para todo aquel trasiego; los perros se acercaron a su ama y lamiéndole las manos y los pies, se echaron a su lado.
No bien arreglaron la barbacoa, alzaron con yo; Aguirre solo por la punta de abajo, y los otros dos por la cabeza; y cogieron falda arriba.
Pero más valía que me les hubiera ranchao: me cogieron a carrera tendida, y encomencé a zangolotiame en aquella barbacoa como árguenes en un muleto.
Ludoteca, biblioteca o bussines centre, diferenciados de otras zonas comunes de esparcimiento - Sí 2. Zona de barbacoa - Sí 3. Instalaciones deportivas polivalentes - Sí Artículo 31.
El patrón mismo vino aonde yo, mandó cortar guaduas y qu'hicieran una barbacoa con unos arcos de chusque; me pusieron en ella tapao con unos enceraos, y entre cuatro piones me trajeron en hombro al molino.
¡Pocas horas después de haber visto aquí la familia gozando de una dicha tan verdadera como humilde, un grupo de personas entraban al Valle llevando en una barbacoa hecha deprisa y cubierta de ramas el cadáver de Rafael!
Se fue entonces al molino y vio allí mucha sangre fresca. Al fin logró entrar, pasados cinco días, y halló a Don Felipe Cayboranchi echado en una barbacoa.
Pasaje del Rio.- No tiene puente este rio; dicen que lo tuvo un tiempo. El ynbierno se pasa con una / balsa, (l)a que llaman barbacoa, con una maroma como por barca.
-Hace días que Álvarez se fue del Valle -contestó don Bernardino. -Yo lo vi esta mañana -repuso otro de los que preparaban la barbacoa de ramas para llevar al muerto.
Eso sí, muy alejadamente disfrutábamos la carne de res. Barbacoa y carnitas nunca se conseguían, así que mi tatarabuelo se acostumbró a una alimentación sobria y sin grasas.
Acusaban a los franceses de haber puesto fuego en la pólvora del navío perdido y que tenían intención de piratear sobre ellos con una comisión que les hallaron del gobernador de Barbacoa cuando tomaron su navío, cuya expresión era: Que dicho gobernador les permitía cruzar sobre los ingleses, en cualquiera parte que los hallasen, por causa de la multitud de insolencias que habían cometido contra los vasallos de S.
Tú miras las manzanas, pero olvidas el peligro de las serpientes; tú saboreas las tunas, pero no te percatas de los alacranes vencidos; tú comes la sabrosa barbacoa, pero ignoras los ataques de los coyotes.