bandería

(redireccionado de banderías)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con banderías: banderitas, cernir, ensalzar

bandería

s. f. Grupo de personas que se separa de otro mayor a causa de sus acciones o su ideología. bando

bandería

 
f. Bando, parcialidad.
Sinónimos

bandería

sustantivo femenino
Traducciones

bandería

partito

bandería

SF (= bando) → faction; (= parcialidad) → bias, partiality
Ejemplos ?
La literatura del Realismo se halla anquilosada y, pese a su estabilidad, la vida política se encuentra corrompida por la oligarquía, el caciquismo y el régimen de turno de partidos, que se está descomponiendo en banderías internas en el seno de los grandes partidos progresista y conservador, mientras que un tercer gran partido, el democrático, permanece marginado y ninguneado por el reparto canovista del poder.
Las causas podrían ser: la participación de la estructura inquisitorial en las banderías internas mallorquinas, la aparición de nuevos fenómenos religiosos como algunas conversiones al Islam y al protestantismo, o el control de la moralidad del clero, pero sin duda también por la adopción de estrategias de protección más eficaces por parte de los criptojudíos, ya que los procesos inquisitoriales posteriores informan que la transmisión de las prácticas religiosas se producía en el ámbito familiar cuando el joven llegaba a la adolescencia y, muy a menudo en el caso de las mujeres, cuando se sabía quién sería su esposo y su opción religiosa.
Estos hechos constituyen un episodio más dentro de las luchas entre las distintas banderías de la ciudad durante el siglo XV, que a su vez, se enmarcan en los conflictos nobiliarios y guerras civiles en la Corona de Castilla durante dicho siglo, provocados por los intentos de los monarcas castellanos de reducir el poder de la nobleza.
El dirigente leonés había conseguido unificar el partido, cerrar la grave crisis que arrastraba desde hacía cuatro años por las luchas de banderías y el vacío de liderazgo, y presentar a la militancia un proyecto esperanzador.
Bustamante, que por las circunstancias se vio en el bando de los defensores del gobierno, no quiso limitarse a esa lucha de banderías e inició un movimiento de reivindicación social, poniéndose al frente de sus “ejércitos campesinos”.
Entre sus libros figuran Motines insulares: Tres estudios, Santa Cruz dominadora: el centralismo interno y la provincia imposible en el XIX canario, Guillermo Ascanio: Comandante del Batallón Canarias (en colaboración), El cacique Fajardo asesinado (1896): banderías a la greña en Lanzarote, Archipiélago Rebelde (en colaboración), Franchy Roca y los federales en el "Bienio azañista", La Segunda República y las elecciones en la provincia de Las Palmas, El problema canario (en colaboración), además de colaboraciones en revistas, y participación en varios foros y conferencias.
Al principio de su regencia (1479) consiguió que Agramonteses y Beaumonteses firmasen la paz en Aoiz, la regente creyó haber conseguido la paz definitiva, sin embargo resultó efímera. Este es el origen del escudo de Aoiz, las dos banderías, simbolizadas por espadas que quedan debajo de la corona real.
Las Cortes de 1481 y 1484 lo configuran con carácter técnico jurídico, en detrimento de la nobleza, para evitar el control de la institución por alguna de las banderías, Beaumontesa o Agramontesa, enzarzadas en conflictos y guerras.
Los bolivianos, dejando de lado sus banderías políticas, se unieron y derrotaron a Gamarra en la batalla de Ingavi (18 de noviembre de 1841).
La primera, derivada acaso de su educación de buen soldado, es la resistencia que opuso, siempre e inquebrantablemente, a participar de facciones y banderías políticas, resolución que tuvo ocasión de comenzar a revelar recién llegado a Buenos Aires, con motivo de la revolución de octubre del 12, en la cual se le vio aparecer, sí, apoyando al pueblo con sus “Granaderos”, pero decidido y dejándose de ello expresa constancia en la “Actas Capitulares” a no admitir de ningún modo que se le señalase entre los candidatos para la sustitución del Gobierno depuesto.
Sigamos juntos la actitud de los jóvenes que sin banderías políticas trabajaron en pro del rescate de quienes han sufrido tremendo dolor al ver perdidos a sus seres más queridos.
Las pasiones sobrexcitadas por el agravio ancestral y el despecho burocrático, desconocen hoy esa obra de alto aleccionamiento cívico y de insuperable lealtad política de un partido de gobierno que renuncia a todas las ventajas de sus recursos y de sus posiciones, legítimamente adquiridos, para armar al País, sin distinciones de banderías, con armas iguales, de idéntica eficacia, que le permita concurrir a los atrios, confiado y optimista, dispuesto a hacer prevalecer el derecho de los más sobre los menos, sean quienes fueren unos u otros.