bandeja

(redireccionado de bandejas)
También se encuentra en: Sinónimos.

bandeja

(Del port. bandeja, soplillo para limpiar el trigo < bandejar < banda, parte.)
1. s. f. Recipiente plano y con bordes de formas diversas, que se usa para presentar, servir o trasladar algo.
2. Pieza movible, con forma de caja de bordes bajos y sin tapa, que divide horizontalmente el interior de una cavidad o receptáculo bandeja de coche.
3. Cajón plano en un mueble, semejante a una bandeja la mesa del ordenador tiene una bandeja para colocar el teclado.
4. servir algo en bandeja o en bandeja de plata coloquial Dar a alguien facilidades para que consiga su propósito.

bandeja

 
f. Pieza plana con bordes de poca altura, para llevar, servir o presentar algo.

bandeja

('bandexa)
sustantivo femenino
pieza plana usada para servir bandeja de plata
facilitar la obtención de algo Me sirvieron en bandeja un trabajo.
Sinónimos

bandeja

sustantivo femenino
fuente, batea, charola (Bolivia, Hond., México, Nicaragua, Perú, Salv.), charol (Colombia, Ecuador), azafate (Chile, Colombia, Perú, Venezuela).

servir en bandeja locución facilitar.
Traducciones

bandeja

tray, dish, salver

bandeja

Tablett

bandeja

tác

bandeja

bakke

bandeja

tarjotin

bandeja

plateau

bandeja

poslužavnik

bandeja

bandeja

쟁반

bandeja

dienblad

bandeja

brett

bandeja

taca

bandeja

bandeja

bandeja

bricka

bandeja

ถาด

bandeja

tepsi

bandeja

khay

bandeja

托盘

bandeja

מגש

bandeja

SF
1. (para llevar a la mesa, en nevera) → tray
poner o servir algo en bandeja (de plata) a algnto hand sth to sb on a plate
te lo han puesto en bandejathey've made it very easy for you
bandeja de alimentación de papel (Inform) → paper-feed tray
bandeja de entradain-tray
bandeja de quesoscheeseboard
bandeja de salidaout-tray
bandeja para hornooven tray
2. (Cono Sur) (en carretera) → central reservation, median strip (EEUU)

bandeja

f. tray.

bandeja

f tray
Ejemplos ?
Allí, bajo el mecenazgo de Cosme I de Médicis, realizó numerosos trabajos en metal, entre ellos un busto en bronce de Cosme I (Museo Bargello, Florencia) y la colosal estatua, también en bronce, de Perseo (1545-1554; Loggia dei Lanzi, Florencia), considerada su mejor obra, en la que se muestran influencias de la escuela florentina, de Miguel Ángel y de Rafael, y cuya accidentada fundición cuenta en su Vida, pues estuvo a punto de agotarse el bronce y tuvieron que recurrir incluso a bandejas para poder tener suficiente.
Las dos tribunas populares (norte y sur) albergaban un aproximado de 16.000 espectadores cada una y las tribunas preferenciales (oriente y occidente) contaban con tres bandejas (alta, baja e intermedia).
Luego, el aceite neutralizado y desgomado es conducido a las torres de desodorización, donde caen por gravedad, en medio de bandejas sometidas a alta temperatura, aquellas sustancias volátiles y aldehídos, que emigran del cuerpo del aceite y son condensados, para su disposición final.
Reconstrucción y ampliación El estadio estuvo construido en un principio en gran parte por tribunas de madera, hasta que durante la presidencia de José Vignatti, y luego del último ascenso a Primera División, se retiran totalmente los tablones y se reemplazan por tribunas de cemento las del sector sur y por dos bandejas de plateas las del sector este.
Lo más habitual suele ser coger uno mismo el pincho, que se sitúa en bandejas sobre la barra del bar, y comerlo de pie mientras se charla con los amigos y se toma la bebida.
Ordenadas en bandejas de marfil había esmeraldas verdes, y en un rincón grandes sacos de seda, unos con turquesas y otros con berilos.
Y se afirmó con más fuerza las manos sobre la cabeza, sentándose en el sillón a esperar el chocolate, porque ya sonaban en el corredor los pasos del ama y el timbre de las jícaras en el metal de las bandejas.
¡Constructores agrícolas, civiles y guerreros, de la activa, hormigueante eternidad: estaba escrito que vosotros haríais la luz, entornando con la muerte vuestros ojos; que, a la caída cruel de vuestras bocas, vendrá en siete bandejas la abundancia, todo en el mundo será de oro súbito y el oro, fabulosos mendigos de vuestra propia secreción de sangre, y el oro mismo será entonces de oro!
Terminada la contradanza, quedó libre la pista para los grupos de hombres que charlaban de pie y los servidores de librea que traían grandes bandejas.
Las dos, con majestuoso ademán, tomaron asiento y los criados fueron colocando en la mesa, en bandejas cubiertas, los lotes que ellas iban pidiendo.
Unos chicuelos barrían el local y ordenaban los asientos mientras otros, con ojos de sueño, sacaban bandejas de pastelillos recién hechos; sobre las mesas y las sillas andaban tirados periódicos de la víspera manchados de café.
Los suelos, acabados de barrer; las banquetas y los cachivaches del mostrador, colocados con más simetría que los soldados en parada; en el fondo, algunos mozos, en mangas de camisa, desgreñados y con el mandil muy sucio, limpiando tazas y cafeteras o apilando terroncitos de azúcar sobre los platillos ad hoc; los marmitones entrando y saliendo por la puerta de la cocina, cargados de bandejas, o conduciendo cacharros, y por, último, la figura del amo, inspeccionando y dirigiendo todo al paño.