banalidad

(redireccionado de banalidades)

banalidad

1. s. f. Cualidad de banal o trivial rogó a los ponentes que no se dejasen atrapar por las banalidades.
2. Expresión u opinión carente de importancia o de sentido. futilidad, trivialidad

banalidad

 
f. Calidad de banal.
Dicho banal.

banalidad

(banali'ðad)
sustantivo femenino
1. naturaleza de lo insignificante y superficial banalidad de contenido
2. trascendencia cuestión trivial y frívola dejar atrás las banalidades
Traducciones

banalidad

Banalität

banalidad

banalité

banalidad

banalidade

banalidad

SF
1. (= cualidad) [de comentario, tema] → banality; [de persona] → ordinariness
2. banalidadessmall talk sing, trivialities
intercambiar banalidades con algnto swap small talk with sb, exchange trivialities with sb
Ejemplos ?
Transcurre el tiempo y, en un concurso literario, Stephen es elegido ganador, lo que le hace merecedor de una cierta suma de dinero, la cual gasta rápidamente en banalidades.
Su pensamiento actual en cuanto a dónde las letras encajan en la mezcla se ilustra mejor con la pista del título de 'Un Día', donde ella canta: "voy a cantar las canciones sin letra y cada uno se puede imaginar si estoy hablando de amor, desilusión, banalidades o sobre Platón".
Dividiendo el día en cuatro partes: La Mañana, El Mediodía, La Tarde y La Noche, describe las banalidades de las que están compuestas, asumiendo así el libro un valor histórico y sociológico mayor.
«Demuestra», en una argumentación tautológica, que los judíos tienen la «culpa» con el argumento de que «pues son culpables». Hollaender, a principios de la década de 1930, no pertenecía a aquellos que trataban banalidades políticas.
En Castilla solía haber libertad de circulación, salvo contadas excepciones. Banalidades, tales como la obligación de usar el molino o el horno del señor, previo pago de una tasa (en Castilla era normal permitir al campesino ir al bosque comunal a recoger leña para cocinarse su propio pan, así como elegir el molino que creyera conveniente).
Un día se presentó Tomy en mi casa. Hablamos banalidades. Pero en medio de la charla me deslizó algunas frases que me impresionaron hondamente.
¿Pero no se hace el señor Proudhon ilusiones extrañas cuando opone su sentimentalismo de pequeño burgués --me refiero a sus declamaciones acerca del hogar, el amor conyugal y todas esas banalidades-- al sentimentalismo socialista, que en Fourier, por ejemplo, es mucho más profundo que las presuntuosas banalidades de nuestro buen Proudhon?
Y me atrevo a apoyar esta afirmación en una anécdota: estando en Roma, 1984, casualmente me encontré con un destacado psicólogo mexicano, rigurosamente freudiano, quien, a boca de jarro, me disparó esta singular pregunta: "¿Qué me dice usted de la conversión de amor en odio?" Yo le contesté, sorprendido, con las balbuceantes banalidades de que fui capaz.
Cuando las piedras oyen mi paso Sienten una ternura que les ensancha el alma Se hacen señas furtivas y hablan bajo: Allí se acerca el buen amigo El hombre de las distancias Que viene fatigado de tanta muerte al hombro De tanta vida en el pecho Y busca donde pasar la noche Heme aquí ante vuestros limpios ojos Heme aquí vestido de lejanías Atrás quedaron los negros nubarrones Los años de tinieblas en el antro olvidado Traigo un alma lavada por el fuego Vosotros me llamáis sin saber a quién llamáis Traigo un cristal sin sombra un corazón que no decae La imagen de la nada y un rostro que sonríe Traigo un amor muy parecido al universo La Poesía me despejó el camino Ya no hay banalidades en mi vida ¿Quién guió mis pasos de modo tan certero?
Reflexionar ocasionalmente sobre la lengua, lleva a una visión atomística de un sistema de comunicación total que se diluye en banalidades, por tanto, se requiere siempre un detallado diseño que logre la asimilación de lo que se intenta que el educando aprenda a través de reflexiones estructurales-funcionales y generativo-transformacionales que sistematicen su conocimiento en pos de una mejor comunicación.
Según Ruslán Janumyán, por otra parte, al mostrarse a los integrantes de la ceremonia, ricos e ignorantes, sufriendo con ella y preocupándose por banalidades, Murátova parece estar denunciando la trivialización de la espiritualidad en la sociedad rusa.
En una reseña para la revista Rolling Stone, Dave Marsh definió el álbum como «la escucha más accesible desde Born to Run» y reconoció que Springsteen sabía «incorporar elementos del technopop sin sucumbir a las banalidades del género».