Ejemplos ?
Dotado de un gran talento para copiar estilos ajenos, viajó a Roma en 1634, donde sobreviviría realizando copias de pintores de moda: Claudio de Lorena, Castiglione, Pieter van Laer (apodado «Bamboccio»)...
Se pueden distinguir tres periodos en la carrera de Wouwerman, por variaciones en su estilo. Sus primeras obras delatan influencia de Pieter van Laer, «Bamboccio», por su colorido terroso y un dibujo anguloso.
También cabe mencionar, en relación con este estilo, un género de pinturas conocido como «bambochadas» (por el pintor holandés establecido en Roma Pieter van Laer, apodado il Bamboccio), que se centra en la representación de personajes vulgares como mendigos, gitanos, borrachos o vagabundos.
Esta tendencia derivó hacia unas obras en las que prevalecía lo pintoresco, llamadas bambochadas, siendo conocidos los pintores que las hacían con el término de bambochantes, palabra derivada del italiano Bamboccio ("monigote"), apodo del holandés Pieter van Laer.
bagallo o bagayo (de bagaglio = bagaje, en Argentina y Uruguay ha tomado el significado de alguien de fea apariencia -de igual modo que otro italianismo: escracho - y el derivado "bagayero" ha tomado el significado de quien compra cosas baratas en un país para venderlas con ganancia en otro país); balurdo (en lunfardo también tiene su derivado bardo: problema y el verbo lunfardo bardear que significa provocarle casi siempre por mero goce sádico problemas a alguien), bamboche (de bamboccio...
Tuvo un estrecho contacto con artistas franceses y holandeses, como Poussin, Pieter van Laer (il Bamboccio), Jacques Callot, Sandrart, Swanevelt y Breenbergh, con los que —según Sandrart— iba a pintar paisajes tomados del natural.
Lingelbach siguió el estilo del original bambochante: Pieter van Laer (1599 - 1642), llamado Il Bamboccio, aportando su propio estilo italianizado a la influencia de los pintores norte europeos.
Sin embargo, hay que aclarar que el apodo bamboccio (deforme, grotesco) no se debía a los cuadros del pintor, sino a su propio físico.
También citado con los nombres Pieter van Laar y Peter van Laer, su apodo «il Bamboccio» («el fantoche») dio origen al término bambochada, que se refiere a la temática de cuadros que solía pintar.
Le pusieron el mote de Il Bamboccio y sus seguidores por lo tanto fueron llamados bamboccianti (los «bambochantes»), cuyas obras inspirarían, entre otros, a Eberhard Keil, Giacomo Ceruti, Antonio Cifrondi y Giuseppe Maria Crespi.
Pieter van Laer, más conocido como il Bamboccio (Haarlem, h. 1599 – h. 1642), fue un pintor y grabador holandés de escenas de género o cotidianas, que alcanzó la fama durante una década de actividad en Roma.