balumba


También se encuentra en: Sinónimos.

balumba

(Del cat. balum, variante de volum < lat. volumen, volumen.)
s. f. Conjunto desordenado y excesivo de cosas en el maletero del coche llevaba una balumba de trastos.
Traducciones

balumba

bulk

balumba

SF
1. (= masa) → (great) bulk, mass
2. (= montón) → pile, heap
3. (LAm) (= alboroto) → noise, uproar
Ejemplos ?
En este ánimo de cultura forzada, a partir de 1974 se hacen estupendas adaptaciones de obras literarias en el canal 2 (Radio Caracas Television) como: Doña Bárbara, Canaima, Sobre la Misma Tierra, La Trepadora, Pobre Negro, Campeones, Bóves el Urogallo; en el canal 4 (Venevisión): Borburata, Balumba y Cumbre Borrascosas; en el canal 5: Oficina Nº1; y en el canal 8: Ana Isabel, una niña decente.
Y la vieja, después de soltar en otra el lío de sus artículos de venta, sentóse en una silla, la cual crujió de modo amenazador bajo la imponente balumba de la anciana.
–El propósito es –respondió el alférez– de que toda aquella balumba y aparato de cadenas, cintillos y brincos podía valer hasta diez o doce escudos.
Los empleados dan prisa a su labor: rasgar de lápices, doblar de hojas, abrir y cerrar de archiveros, de escritorios. Ruido de sillas arrastradas. Tacones que golpean su orgullo en el mosaico aparentemente limpio. Balumba metódica. Las once...
El XIX.- (Aburrido.) ¿Quieres hacerme el favor de no hablar como si fueses el XVII? En mí, pase; pero en ti, chiquillo, me apestan las sentencias, las máximas y toda esa balumba que huele a polilla y a humedad.
Has preñado mis florestas con tus losas y me has hecho metal de tus metales, ferreidad sin corazón, corazón que se pierde entre tus calles confundido en la balumba que no espera, que no siente, que no sueña… Ciudad… ¡Ciudad en lluvia!
acaso no sabes que te espero como antes te esperaba entre los gritos que callaban su agonía, como siempre te aguardaba en la balumba que reía sus amarguras, como eterno me gozaba con tu encuentro que le daba a mi esperanza tu aventura...
La estaban arrinconando, sepultándola bajo mundos de hojalata y líos de jergones -pues, como es sabido que en Montevideo no se da cama a los sirvientes, los emigrantes se llevan la suya-. Al ver que desaparecía el arca, el viejo blasfemó otra vez, y, apartando jergones, se lanzó a sacarla de entre tanta balumba.
La guerra estaba encendida y sus siniestras llamas encandilaban los ojos impidiendo ver la complicada urdimbre de la insurrección y la balumba de intereses cabalgaba sobre aquel huracán de pasiones.
Toda esa falange que se dedica á la labor útilísima de recoger y encasillar insectos muertos, clavándoles un alfiler por el coselete para ordenarlos en una caja de entomología, con su rotulito encima, y darnos luego eso por lo que no es, toda esa falange salta de gozo cuando se les figura que un hombre de genio, que sabe sacar á las osamentas la vida que tienen, ahoga bajo esa balumba de dermatoesqueletos rellenos de paja algo de la tradición eterna.
Así, en medio del caos producido por las formas sociales en tránsito entre las ideas que mueren y las que nacen: entre sucesos que palpitan, aunque no hayan emergido; entre actitudes que sucumben y que sólo dan paso a interrogantes sin respuesta precisa; entre la balumba de calumnias, de convencionalismos, de odios, de hipocresías, de egoísmos, de falsas posturas intelectuales, de comercialismo vacuo; en un mundo que está acabando y otro que se vislumbra, el arte ocupa el sitial destinado a reflejar este inquieto proceso del mundo que nos ha tocado vivir y colaborar a construir una nueva visión de la praxis.
Luego, muy contentos, alegres, radiantes de su triunfo comercial, los clientes se alejaban del lugar hasta perderse entre la balumba citadina, sin percatarse siquiera de que lo ganado por ellos al regatear unos centavos, había sido a costa de la anciana, porque los diez, o veinte, o cincuenta que hubieran sido ahorrados aparentemente, los gastarían en cualquier golosina, mientras que la vendedora, tal vez sin nadie en el mundo, tendría menos posibilidades de alimentarse bien o de vestirse como quizá alguna vez en su juventud anheló.