balconcillo

(redireccionado de balconcillos)
También se encuentra en: Sinónimos.

balconcillo

s. m. TAUROMAQUIA En una plaza de toros, espacio protegido por una barandilla, situado sobre la puerta o el toril.
Sinónimos

balconcillo:

balcón
Traducciones

balconcillo

balconcino
Ejemplos ?
Testigos de su magnificencia son la "Gloria" del testero y los balconcillos del órgano, recamados con símbolos eucarísticos, que aún perduran.
Plaza del Justicia n° 2 Construido durante el último cuarto del siglo XVIII y reformada a mediados del siglo XIX, se sitúa en la plaza del Justicia. La fachada es de tres alturas, con ventanas en el primer piso y balconcillos en el segundo y tercero.
A la cabeza de ellos se situó una Flagelación, con amplio fondo arquitectónico, pintada para uno de los altares de los laterales de la capilla mayor, y ocho lienzos para los balconcillos de la nave, con los santos doctores de la iglesia.
El puente, construido con sillares de granito, se compone de una parte central formada por nueve arcos de medio punto con sólidos contrafuertes y tambores que se rematan en balconcillos.
Su emplazamiento y origen al pie de un antiguo castillo -posterior iglesia y cementerio-, ha determinado en sus calles una traza irregular y en pendiente, trazado medieval. Manzanas irregulares, tipología árabe con corredores interiores, fachadas encaladas a dos aguas, de teja, rejas y balconcillos.
Sus ventanas balconcillos, al igual que los barrotes torneados, debieron de estar pintados de almagre, pero posteriormente, con motivo de la proclamación del rey Carlos IV en 1788, se pintaron de azul.
Fueron construidos por la CAF y contaban con un único departamento de 48 plazas en asientos de madera y balconcillos en los extremos.
Una gruesa línea de imposta marca el tránsito a la primera planta, en ella destaca el balcón central de perfil curvilíneo y otros balconcillos con escueto pretil.
Las calles aún eran de tierra, con pequeñas banquetas de piedra, ventanales altas recubiertas de rejillas enlazadas, con puertas gruesas de madera, columnas falsas y en algunos casos el uso de los arcos corridos, así como la característica construcción de pequeños balconcillos en el segundo piso de las casas.
La referencia del espíritu clásico o renacentista tiene su contrapunto en las cerámicas con las que se cubren los balconcillos de algunas ventanas, materiales mucho más rústicos que la piedra, que añaden un contraste, podríamos decir popular, a esta edificación.
En el tercer y cuarto piso los balconcillos se delimitan por pretiles más ligeros de hierro forjado decorados con guirnaldas, sostenidos por ménsulas con ornamentación más simplificada de cuerdas.
Las fachadas este y norte están concebidas con elementos no menos importantes de la escultura menor, que sirven de apoyo estilístico, trabajos de alto y bajo relieve adosados a la pared como figuras humanas en rostros y cuerpos infantiles, balaustradas art-nouveau imitando guirnaldas y balconcillos; todo unido a una caprichosa carpintería.