balar


También se encuentra en: Sinónimos.

balar

(Del lat. balare.)
v. intr. ZOOLOGÍA Dar balidos las ovejas balaban ante el peligro del fuego.

balar

 
intr. Dar balidos.
fig.Desear ansiosamente alguna cosa.

balar


Participio Pasado: balado
Gerundio: balando

Presente Indicativo
yo balo
tú balas
Ud./él/ella bala
nosotros, -as balamos
vosotros, -as baláis
Uds./ellos/ellas balan
Imperfecto
yo balaba
tú balabas
Ud./él/ella balaba
nosotros, -as balábamos
vosotros, -as balabais
Uds./ellos/ellas balaban
Futuro
yo balaré
tú balarás
Ud./él/ella balará
nosotros, -as balaremos
vosotros, -as balaréis
Uds./ellos/ellas balarán
Pretérito
yo balé
tú balaste
Ud./él/ella baló
nosotros, -as balamos
vosotros, -as balasteis
Uds./ellos/ellas balaron
Condicional
yo balaría
tú balarías
Ud./él/ella balaría
nosotros, -as balaríamos
vosotros, -as balaríais
Uds./ellos/ellas balarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo balara
tú balaras
Ud./él/ella balara
nosotros, -as baláramos
vosotros, -as balarais
Uds./ellos/ellas balaran
yo balase
tú balases
Ud./él/ella balase
nosotros, -as balásemos
vosotros, -as balaseis
Uds./ellos/ellas balasen
Presente de Subjuntivo
yo bale
tú bales
Ud./él/ella bale
nosotros, -as balemos
vosotros, -as baléis
Uds./ellos/ellas balen
Futuro de Subjuntivo
yo balare
tú balares
Ud./él/ella balare
nosotros, -as baláremos
vosotros, -as balareis
Uds./ellos/ellas balaren
Imperativo
bala (tú)
bale (Ud./él/ella)
balad (vosotros, -as)
balen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había balado
tú habías balado
Ud./él/ella había balado
nosotros, -as habíamos balado
vosotros, -as habíais balado
Uds./ellos/ellas habían balado
Futuro Perfecto
yo habré balado
tú habrás balado
Ud./él/ella habrá balado
nosotros, -as habremos balado
vosotros, -as habréis balado
Uds./ellos/ellas habrán balado
Pretérito Perfecto
yo he balado
tú has balado
Ud./él/ella ha balado
nosotros, -as hemos balado
vosotros, -as habéis balado
Uds./ellos/ellas han balado
Condicional Anterior
yo habría balado
tú habrías balado
Ud./él/ella habría balado
nosotros, -as habríamos balado
vosotros, -as habríais balado
Uds./ellos/ellas habrían balado
Pretérito Anterior
yo hube balado
tú hubiste balado
Ud./él/ella hubo balado
nosotros, -as hubimos balado
vosotros, -as hubísteis balado
Uds./ellos/ellas hubieron balado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya balado
tú hayas balado
Ud./él/ella haya balado
nosotros, -as hayamos balado
vosotros, -as hayáis balado
Uds./ellos/ellas hayan balado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera balado
tú hubieras balado
Ud./él/ella hubiera balado
nosotros, -as hubiéramos balado
vosotros, -as hubierais balado
Uds./ellos/ellas hubieran balado
Presente Continuo
yo estoy balando
tú estás balando
Ud./él/ella está balando
nosotros, -as estamos balando
vosotros, -as estáis balando
Uds./ellos/ellas están balando
Pretérito Continuo
yo estuve balando
tú estuviste balando
Ud./él/ella estuvo balando
nosotros, -as estuvimos balando
vosotros, -as estuvisteis balando
Uds./ellos/ellas estuvieron balando
Imperfecto Continuo
yo estaba balando
tú estabas balando
Ud./él/ella estaba balando
nosotros, -as estábamos balando
vosotros, -as estabais balando
Uds./ellos/ellas estaban balando
Futuro Continuo
yo estaré balando
tú estarás balando
Ud./él/ella estará balando
nosotros, -as estaremos balando
vosotros, -as estaréis balando
Uds./ellos/ellas estarán balando
Condicional Continuo
yo estaría balando
tú estarías balando
Ud./él/ella estaría balando
nosotros, -as estaríamos balando
vosotros, -as estaríais balando
Uds./ellos/ellas estarían balando
Sinónimos

balar

intransitivo
balitar, gamitar (el gamo).

balar:

gemirbalitar, gamitar, balatinar (NoRAE), berrear, balitear,
Traducciones

balar

meckern

balar

bleat

balar

belare

balar

VIto bleat, baa
Ejemplos ?
En los relatos épicos más recientes, así como en las novelas artúricas, el personaje de Dagda aparece a menudo con la forma de un "Hombre de los Bosques", un patán que lleva una maza y que es señor de los animales salvajes. Balar, Balor o Bolar, fue un dios irlandés que pertenecía a la raza de los gigantes Fomoré.
Una de las escenas que se repetía con muy ligeras variaciones, pero que -aun así- era una de las favoritas del público, representaba la consulta de un psiquiatra (Cansado) al que acudía un paciente (Faemino) atormentado por escuchar a todas horas el balar de los corderos que van al matadero -en referencia a la película "El silencio de los corderos" (1991) que se popularizó en esa época-.
El río Sirion desembocaba sobre el Belegaer en la bahía de Balar, formando un amplio y arenoso delta que conformaba una pantanosa región conocida como Lisgardh.
Y los estornudos del bebé, los graznidos del Grifo, y todos los otros ruidos misteriosos, se transformarían (ella lo sabía) en el confuso rumor que llegaba desde una granja vecina, mientras el lejano balar de los rebaños sustituía los sollozos de la Falsa Tortuga.
Rosaroja echó a correr dando gritos, el cordero comenzó a balar, la paloma revoloteaba por todo el cuarto y nieveblanca corrió a esconderse detrás de la cama de su madre.
La llanuras Y las lejanas lomas repetían El aullido siniestro de los lobos O el balar lastimoso del cordero, O del todo el bramido prolongado.
Era como un islote, sin pasto, en el cual quedaban, pisando en barro espeso, alrededor de tres mil ovejas, comiéndose la lana unas a otras, casi flacas, ya tristes, apenas con fuerza para balar, esperando la muerte, sin recurso.
Los árboles tenían fruta; los sembrados, espigas. Grato el cantar de las cigarras, deleitoso el balar de los corderos, dulce el ambiente perfumado por la fruta en sazón.
Así fue que en cuanto los vieron y oyeron que las llamaban como de costumbre y que tocaban la churumbela, se alzaron todas alegres, y las ovejas se pusieron a pacer, y las cabras a brincar y a balar, celebrando que su cabrero se había salvado.
Hecho esto, salieron a ver cabras y ovejas Todas estaban echadas, sin pacer ni balar, sino, a lo que yo entiendo, harto afligidas por la ausencia de Dafnis y de Cloe.
Un espléndido sol otoñal embellecía las rápidas pendientes cubiertas por una vegetación exuberante y anárquica, en la que más que verse adivinábanse los rebaños por el lastimoso balar de los recentales y por el lánguido tintineo de las esquilas.
Oíase el balar de las ovejas, tan dulce como su índole, tan suave como su vellón, tan triste como la víctima a la cual simboliza; el prolongado mugido de la vaca que llama a su cría, el zumbido monótono del abejorro tonto y torpe, volando en derecho de sus narices sin cuidarse de tropezar con las ajenas.