Ejemplos ?
Habitualmente se acompaña el acto de la oración con alguna postura física, como el juntar las palmas de las manos, o mostrar las manos abiertas; el abrir los brazos en cruz; el mirar hacia el cielo, o bien bajar la mirada u ocultar el rostro entre las manos; el realizar movimientos en forma de vaivén; y la postración, como manera de humillarse en actitud ascética de conversión, como arrodillarse o inclinarse (en griego proskynesis).
Y también por esa misma razón no se puede subir ni bajar la mirada, ya que requeriría de equipos con gran potencia de cálculo para la época.
A diferencia de otros sistemas orientales, en su saludo no se permite la postración hacia ninguna persona u objeto, ni bajar la mirada.
Tempestad habla sobre la esperanza a seguir aquellos sueños que nunca morirán y seguir adelante con la vida sin bajar la mirada pues la vida nunca deja de ser la misma.