bailadero

Traducciones

bailadero

SM (= sala) → dance hall; (= pista) → dance floor
Ejemplos ?
Los mayordomos comían con el sacerdote, el tamborilero y las autoridades locales en la casa del ermitaño. Cuando acababan de comer, se iban al bailadero y el tamborilero tocaba música, formándose un baile durante un rato no muy largo.
En los últimos años los esfuerzos realizados en materia de comunicaciones han sido destacables, existiendo carreteras asfaltadas, aunque estrechas y de difícil trazado, que comunican La Laguna con El Bailadero, y desde este último punto con Taganana, Punta de Anaga y San Andrés (TF-12).
También ponían durante esta feria sus puestos de venta los hortelanos con sandías, pimientos, ajos y toda clase de hortalizas producidas en el término municipal. Además, había puestos de taberneros y se bailaba en el bailadero al son del tamboril.
Está situado en la parte alta del municipio, sin continuidad de Aripe, a 880 msnm y a dos kilómetros del casco urbano, en un malpaís, aunque en sus proximidades se localizan las fértiles tierras de El Bailadero y Era Alta.
En autobús —guagua— se llega a la localidad mediante la siguiente línea de TITSA: Taganana cuenta con algunos caminos aptos para la práctica del excursionismo, casi todos ellos homologados en la Red de Senderos de Tenerife: Sendero PR-TF 4 El Bailadero - Taganana.
A pesar de ser este el más célebre, en realidad este "bailadero" no es el único que hay en la zona, pues en la toponimia de Anaga podemos encontrar otros como: El Bailadero de la Punta de Anaga, sobre el que se levanta el actual cementerio de la zona.
El Bailadero de Chinamada. El Bailadero, cerca del "Llano de las Brujas", en La Orilla (Tegueste). Además por todo el macizo de Anaga existen multitud de referencias a las tradiciones brujeriles como por ejemplo la Playa de las Brujas, llamada así porque según la tradición fue uno de los lugares donde las brujas se bañaban desnudas después de sus rituales.
La localidad cuenta además con una red de caminos para la práctica del excursionismo que conectan con Afur, El Bailadero y Almáciga, así como con una ruta autoguiada por el interior del núcleo que da a conocer los valores etnográficos del lugar.
La procesión bajaba por el bailadero y volvía a subir hasta la ermita, donde se volvían a subastar las piernas, junto con la subida al trono.
egún las creencias populares canarias, las llamadas brujas del Bailadero de Anaga eran mujeres que se dedicaban a hacer aquelarres en una zona montañosa del noreste de la isla de Tenerife, llamada Macizo de Anaga (Canarias, España).
Este "bailadero de las brujas" está situado en las cumbres de Anaga, en la dorsal entre San Andrés y Taganana. Se dice que en este lugar las brujas bailaban en torno a una hoguera, de ahí el nombre de la zona "El Bailadero".
A este respecto, Luis Diego Cuscoy dice de este bailadero; Lo más probable es que el origen de esta leyenda se deba a los rituales paganos asociados con ciertos ritos de los antiguos guanches para pedir la lluvia y la fertilidad, los cuales fueron considerados como un acto de brujería por parte de la Iglesia Católica.