bacante

(redireccionado de bacantes)
También se encuentra en: Sinónimos.

bacante

(Del lat. bacchans < Bacchus, dios romano del vino.)
1. s. f. Mujer que tomaba parte en las fiestas celebradas en honor del dios Baco.
2. Mujer ebria que actúa con desenfreno.

bacante

 
f. Mujer que tomaba parte en las bacanales.
Sinónimos
Traducciones

bacante

baccante

bacante

SF
1. (Mit) → bacchante
2. (= mujer ebria) → drunken and noisy woman
Ejemplos ?
Semejantes a los coribantes, que no danzan sino cuando están fuera de sí mismos, los poetas no están con la sangre fría cuando componen sus preciosas odas, sino que desde el momento en que toman el tono de la armonía y el ritmo, entran en furor, y se ven arrastrados por un entusiasmo igual al de las bacantes, que en sus movimientos y embriaguez sacan de los ríos leche y miel, y cesan de sacarlas en el momento en que cesa su delirio.
Gertrudis la Lunareja fue una de aquellas furiosas y desalmadas bacantes que vinieron ese día con la caballería realista que mandaba el marqués de Valle-Umbroso don Pedro Zavala, y que, como refiere un escritor contemporáneo, cometieron indecibles obscenidades con los muertos, bailando en torno de ellos la mariposa y el agua de nieve.
CORIFEO: solo del corifeo hablando o recitando en representación de todos los coreutas. EL DIOS DIONISO (o Baco ). CORO DE MUJERES BACANTES. TIRESIAS, adivino ciego.
Y si la ciudad de Tebas, iracunda, traer por las armas a las bacantes desde el monte intenta, me juntaré a las Ménades para ser su general.
Id, bacantes, id, bacantes, y al divino niño Bromio, hijo de un dios, a Dioniso llevad desde los montes de Frigia hasta las calles de Grecia, en que se puede danzar, a Bromio.
270 El Sileno buscaba de aquellas que la sierra dio Bacantes, ya que Ninfas las niega ser errantes el hombro sin aljaba, o si del Termodonte, 275 émulo del arroyuelo desatado de aquel fragoso monte, escuadrón de Amazonas desarmado tremola en sus riberas pacíficas banderas.
La suntuosa estancia donde en dorados búcaros consume la flor de extraños climas sus corolas, llena está de su célida fragancia; llena de su perfume la iglesia humilde de la pobre aldea; flores lleva en la falda la niña que en los prados juguetea; de flores es la púdica guirnalda que al pie del altar ciñe la nueva esposa, cuyo rostro tiñe vergonzoso el rubor de los amores; cubren las frescas flores del triunfador la clamorosa vía; mústianlas en sus frentes las impuras bacantes de la orgía; cuídalas la doncella que en la estrecha ventana, para reír con ella, las ve el cáliz abrir cada mañana.
Llévame allá, Bromio, Bromio, guíame, demonio Evio. Allí las Gracias, allí el Deseo, allí tienen las bacantes que hacer sus orgías.
Esto no son, Bromio, ni danzas ni bacantes con tirsos, ni gritos con panderos, ni de vino ardientes gotas en las fuentes que dan agua, ni remolinos de las ninfas.
¿dónde voy, abandonando mis hijos á esas bacantes del Hades, para que los despedacen, para que sirva de comida á los perros este degüello sangriento, o los dispersen hechos tiras por las montañas?
Pero ellos, cual bacantes sin tirsos que corrieran tras el ciervo salvaje, la asieron con sus manos; y de nuevo hirieron á la hija de Zeus, pero ésta, ¡oh Zeus!
¡Cámaras de los curetes y sagrados recintos cretenses en que Zeus nació; cuevas en que los coribantes de tres cascos me inventaron este arco con su piel bien tensa, y mezclaron a las fiestas báquicas el sostenido dulce soplo de las flautas frigias, y pusieron en manos de la madre Rea lo que llevaría el compás para el canto de las bacantes!