babucha


También se encuentra en: Sinónimos.

babucha

(Del fr. babouche < ár. babus.)
1. s. f. INDUMENTARIA Y MODA Zapato ligero y sin tacón, usado, especialmente, por los musulmanes.
2. Amér. INDUMENTARIA Y MODA Zapato de pala alta, cerrado con un cordón.
3. Amér. INDUMENTARIA Y MODA Zapato femenino de paño con la punta forrada de cuero.
4. a babucha loc. adv. Amér. A cuestas, sobre los hombros y espalda llevó a su compañero herido a babucha.

babucha

 
f. Zapato ligero y sin tacón usado pralte. por los moros.
Sinónimos

babucha

sustantivo femenino

a babucha locución adverbio (Argentina y Uruguay) a cuestas.
Traducciones

babucha

Babusche

babucha

mule, slipper

babucha

pantoffel

babucha

شبشب

babucha

拖鞋

babucha

拖鞋

babucha

スリッパ

babucha

SF
1. (= zapatilla) → slipper
llevar algo a babucha (Cono Sur) → to carry sth on one's back
2. (= prenda) (Caribe) → child's bodice (LAm) → loose blouse, smock
3. babuchas (Caribe) → rompers (Méx) → high-heeled boots
Ejemplos ?
De allí la montó a babucha un marinero fornido, que llegó a tierra rendido y soltó a la camilucha: Cuando llegó un adecán flauchoncito y muy viejazo, que al soltarle ella un abrazo, le dijo: ¡Che, Corbalán!
¿Y el bazar de los marroquíes, con su arquería blanca que reluce al sol, y sus moros de turbante y babucha, bruñendo cuchillos, tiñendo el cuero blando, trenzando la paja, labrando a martillazos el cobre, bordando de hilo de oro el terciopelo?
Todo allí asumió un carácter eminentemente ciudadano: el jipijapa del Cura fue reemplazado por la teja clásica, y, no contento con la vieja iglesia, no sosegó hasta crear una junta e iniciar los trabajos de un nuevo templo; las grandes damas pasaron de la alpargata a la babucha de cordobán; mermaron un veinte por ciento zuecos y bayetones; esteblecióse zapatería; pusieron letreros en tres o cuatro tiendas; pintáronse como ocho casas; se empapelaron la del alcalde y la de Don Juan Herrera, y tuvieron bombas y mesa central; Doña Nicolasa no volvió a admitir pañales en sus balcones, con ser que Toto le había llenado la casa de Perjuiciecitos, pues iba ya para diez años que se había casado con Carmela.
Los rostros pálidos y prolongados como la luna en su creciente –según la comparación del poeta Firdusi-, donde se abren los labios sinuosos, color de cinabrio, parecidos a una flor de sangre; los ojos luengos, de negrísimas y pobladas pestañas, lagos a la sombra, dice una canción persa; los cuerpos flexibles, delgados de cintura y que en lo alto se ensanchan a manera de jarrón que contiene dos tersas magnolias; el cutis impregnado de aromas sabeos, el pie diminuto encerrado en la delicada babucha de piel de serpiente bordada de perlas...