baúl

(redireccionado de baúles)
También se encuentra en: Sinónimos.

baúl

(Del fr. ant. bahur.)
1. s. m. Caja grande de madera u otro material con la tapa convexa que sirve para guardar y transportar ropas y otros objetos colocó un antiguo baúl bajo la ventana. arca
2. coloquial Vientre, panza le costaba moverse con tamaño baúl.
3. Argent. Lugar de un vehículo donde se lleva el equipaje. maletero
4. baúl mundo El de gran tamaño.

baúl

 
m. Cofre (mueble).
baúl mundo El grande y de mucho fondo.
fig. y fam.Vientre.

baúl

(ba'ul)
sustantivo masculino
1. cofre usado para guardar ropa baúl de la abuela
2. maletero de un vehículo baúl amplio
Sinónimos

baúl

sustantivo masculino
mundo, arca, cofre.
El baúl y el mundo son objetos que suelen emplearse para viajar. Arca y cofre, además de su forma especial, se asocian hoy más bien a la idea de mueble usado en las casas para guardar ropas y otros objetos.

baúl:

arcabulto, equipaje, arcón, maletón, cofre, valija,
Traducciones

baúl

bagul

baúl

coffre

baúl

bedna, truhla

baúl

kiste

baúl

kirstu

baúl

kovčeg, škrinja

baúl

トランク, 収納箱

baúl

대형 상자, 트렁크

baúl

kist, koffer

baúl

baú, tronco

baúl

skrin, trunk

baúl

หีบ ลัง กล่อง, หีบใส่ของ

baúl

sandık

baúl

rương, rương, hòm

baúl

багажника

baúl

SM
1. (= arca) → trunk
el baúl de los recuerdosthe back of the mind
baúl armariowardrobe trunk
baúl camarotecabin trunk
baúl de viajeportmanteau
baúl mundolarge trunk, Saratoga trunk
baúl roperowardrobe trunk
2. (LAm) (Aut) → boot, trunk (EEUU)
3. (= vientre) → belly
Ejemplos ?
En las vigas del techo había varios ganchos, cuyo uso no adiviné entonces; algunos baúles y cajones servían de asiento, aumentando así el número de sillas.
A lo que dijo Ivins de que el sistema de créditos era inseguro, contestó Pierra que no se podía tener por tales a pueblos como Buenos Aires, donde "no le queda al quebrado más recurso que arreglar sus baúles".
Llevado de mi curiosidad de muchacho, miré más de una vez por el ojo de la cerradura, sin que llegase a descubrir dentro sino lo corriente en tales habitaciones, es decir, una cantidad de viejos baúles y bultos.
La fortuna volvió sin embargo a la casa del molinero; cuanto emprendía le salía siempre bien, parecía que los baúles y cofres se llenaban por sí mismos y que el dinero se multiplicaba en sus armarios durante la noche; trascurrido algún tiempo, era mucho más rico que antes.
Pensionista que se retrasaba veinticuatro horas en pagarle, estaba seguro que al llegar la noche encontraba sus baúles y trastos arrojados en el centro del patio.
Le enviamos a la patrona un telegrama desde Rosario, firmado por él, diciendo que le envíe los baúles a un determinado hotel, donde usted estará viviendo bajo el nombre de Gregorio Barsut.
–El secuestro es fácil. Usted va a Rosario y con un telegrama pide los baúles. Lo que ocurre es que cuando uno se encuentra frente a la comisión de un delito...
En los muros desconchados no había ningún grabado. En un rincón estaban los baúles de Gregorio Barsut y bajo un ojo de buey una cama de madera pintada de rojo.
Cada día, durance todo un mes, Hivert le transportó de Yonville a Rouen, de Rouen a Yonville, baúles, maletas, paquetes; y, cuando León hubo repuesto su guardarropa, rellenado sus tres butacas, comprado una provisión de pañuelos de cuello, en una palabra, hecho más preparativos que para un viaje alrededor del mundo, fue aplazándolo de una semana para otra, hasta que recibió una segunda carta de su madre en la que le daba prisa para marchar, puesto que él deseaba pasar su examen antes de las vacaciones.
Marramaquiz, en tanto, desesperado por las selvas iba para buscar el sabio Garfiñanto, al tiempo que el Aurora, fugitiva de su cansado esposo, arrojaba la luz a los mortales y el Sol, infante en líquidos pañales de celajes azules, mandaba recoger en sus baúles, para poder abrir los de oro y rosa, el manto de la noche temerosa, aunque era todo el manto de diamantes, en el zafiro nítido brillantes ojos del sueño, el hurto y el espanto.
En medio de las vigas y cuerdas del barco se veían las hamacas, las maletas, los baúles, los barriles, que componían el equipaje de los emigrantes; algunas linternas iluminaban la escena; más lejos, la pálida luz del día entraba por una escotilla o una manga de viento.
Después de decir esto con mucha claridad, pidió que hicieran el favor de enseñarle su cuarto, que se convirtió desde entonces para mí en lugar de temor y de odio, donde nunca se veían abiertos los dos baúles negros, ni a medio cerrar (pues asomé la cabeza una o dos veces cuando ella no estaba) y donde una serie de cadenas con cuentas de acero, con las que miss Murdstone se embellecía, estaban por lo general colgadas alrededor del espejo con mucho esmero.