bóvidos


Búsquedas relacionadas con bóvidos: bisonte, irremisiblemente

bóvidos

 
m. pl. zool. Familia de mamíferos artiodáctilos caracterizados por tener cuernos óseos permanentes envueltos en una vaina córnea, por lo común en ambos sexos.
Ejemplos ?
El hecho de que aparecieran huesos de fauna (especialmente bóvidos), indica que esta comunidad había alcanzado ya cierto desarrollo, con una ganadería mínimamente variada, que le permitiría diversas estrategias para subsistir.
Sí que resulta muy interesante el hecho de que algunos de estos bloques estén decorados con figuras talladas, mayormente representaciones zoomorfas de bóvidos.
En lo que se refiere al arte, hay disparidad en su evolución; el arte rupestre de esta época es magnífico y muy original, destacando los bajorrelieves esculpidos en Roc de Sers y Fourneau-du-Diable (ambos en Francia) y que representan diversos zoomorfos (bóvidos, cápridos, équidos y algún bisonte).
Antiguamente repartido por el sur de Francia, Andorra, España y Portugal, el íbice ibérico es un endemismo que actualmente se encuentra principalmente en las áreas montañosas de España y del norte de Portugal. El íbice ibérico es una especie con fuerte dimorfismo sexual, al igual que muchos otros bóvidos.
Los grupos humanos se especializan en la explotación de los recursos marinos como base de su dieta; cazaban ciervos, corzos y jabalíes, y, en menor medida, animales de pradera (bóvidos y équidos).
Un carácter muy típico de numerosos artiodáctilos (cérvidos, antilocápridos, bóvidos y jiráfidos) es la presencia de cuernos situados de manera simétrica a los lados de la frente, cerca de las órbitas oculares; crecen sobre procesos de los huesos frontales y pueden estar recubiertos por piel (jirafas y ciervos) o por una vaina de queratina (antílopes, cabras, toros).
Otras especies reconocidas entre los restos paleontológicos han sido caballos (Equus sp.) bóvidos (Bos primigenius), Lepus europaeus, etc.
Biodiversity and Conservation 21:1-12. es una de las especies de bóvidos del género Capra que existen en Europa. Las otras especies del género son el íbice alpino o cabra de los Alpes (Capra ibex), el íbice siberiano (Capra sibirica), el tur del Cáucaso occidental (Capra caucasica), el tur del Cáucaso oriental (Capra cylindricornis), la cabra salvaje o cabra bezoar (Capra aegagrus), el marjor (Capra falconeri), el íbice de Nubia (Capra nubiana) y el íbice de Etiopía (Capra walie).
La gastronomía alimentaría de estos pobladores se basaba en la caza, pesca del río Turón, frutos silvestres de su masa forestal autóctona como la bellota, buenos y saludables manantiales de agua, etc… La fauna autóctona que habitaba en estos parajes estaba compuesta generalmente de cabras monteses, bóvidos (toros salvajes), équidos (caballos salvajes), cervídos (ciervos), etc.
Por lo que respecta a los rebaños salvajes de bóvidos estos se expandieron desde la zona circun-mediterránea hasta la zona norte de Etiopía algo después del 11 500 a.
La separacíón filogenética de ovejas de cabras así como la diversificación de los bóvidos ocurre con la expansión de los pastos en la última etapa del neógeno.
Entre sus numerosas familias destacan los: camélidos (camellos, dromedarios y llamas) quienes no cuentan con cuernos y su estómago está formado por tres cámaras; los cérvidos (ciervo común, reno, alce) se caracterizan por poseer cuernos que se desprenden cada año después de la época de reproducción; los jiráfidos (jirafas y okapis) se distinguen por ramonear arbustos y árboles, viven en las sabanas africanas; los bóvidos los cuales se encuentran los animales domésticos como el toro, el carnero doméstico, la cabra y como salvajes se encuentran el búfalo y los antílopes, éstos se caracterizan por tener los cuernos en protuberancia.