bálsamo


También se encuentra en: Sinónimos.

bálsamo

(Del lat. balsamum < gr. balsamon.)
1. s. m. BOTÁNICA Resina aromática que segregan algunos árboles y que contiene ácido benzoico y cinámico.
2. FARMACIA Medicamento líquido compuesto de sustancias aromáticas usado para tratamiento tópico y en afecciones respiratorias.
3. Cosa que alivia una pena sus cariñosas palabras le sirvieron de bálsamo. consuelo
4. bálsamo de calaba BOTÁNICA Resina obtenida del calambuco.
5. bálsamo del Canadá BOTÁNICA Resina obtenida de una especie de abeto usada en barnices y lacas y en las preparaciones microscópicas.

bálsamo

 
m. bot. Sustancia resinosa, aromática y fluida que exudan ciertos árboles.
bálsamo del Perú Oleorresina del Myroxylon pereiroe, expectorante y cicatrizante.
med. Producto de uso externo compuesto de sustancias aromáticas.
fig.Consuelo, alivio.

bálsamo

('balsamo)
sustantivo masculino
1. medicina emulsión aromática medicinal con propiedades curativas untar bálsamo sobre las llagas
2. biología secreción resinosa que fluye de ciertas plantas y se endurece con el aire El aloe vera es un bálsamo.
resina del calambuco El bálsamo de calaba es de uso medicinal.
sustancia resinosa medicinal obtenida por incisión del tronco El bálsamo de Tolú es expectorante y antiséptico
resina similar al bálsamo de Tolú, pero de menor calidad El bálsamo del Perú estimula la curación de las heridas.
3. alivio y consuelo ante un dolor Sus palabras fueron un bálsamo.
poseer gran fragancia y destacarse en su especie Probamos un vino que era un bálsamo.
Sinónimos

bálsamo

sustantivo masculino

bálsamo de Judea sustantivo masculino opobálsamo, de la la Meca.
Traducciones

bálsamo

balsam, balm

bálsamo

balsamo

bálsamo

Balsam

bálsamo

bálsamo

bálsamo

Балсам

bálsamo

Balsam

bálsamo

SM
1. (= sustancia) → balsam, balm
2. (= consuelo) → balm, comfort
3. (Cono Sur) [de pelo] → hair conditioner

bálsamo

m balm, salve; — labial lip balm
Ejemplos ?
Si nos constituimos en un cuerpo representativo que modere el poder absoluto de un rey ó cualquiera otra autoridad, la forma de sus nombramientos, el bálsamo precioso de la religión que hemos abrazado libremente, con que unimos la opinión general de las familias y otros pactos comunes de esta naturaleza, son las leyes que dictamos á nuestros representantes y en las que conservamos nuestra efectiva soberanía: los Diputados que hacen estas veces, ó el cuerpo que nos figura, debe obedecerlas, á no ser que, expresamente, le permitamos la autoridad para variarlas.
Ten compasión de ellas, ya que no pueden merecer sino sólo padecer; abrevia sus penas y derrama sobre estas almas el bálsamo de tu consuelo.
¿Viene a los montes a buscar a las fieras en su guarida? ¿Viene ansioso de encontrar la soledad único bálsamo de las penas que el resto de los hombres no comprenden?
Que buscan sus beneficos arcanos; Y en el amor de bien su pecho inflama: Y es la educación noble y cumplida El bálsamo seguro de la vida.
Lleva adentro la litera una caja de ataujía, de negro plomo aforrada y de brocado vestida, con gonces y cerraduras, con biseles y aldabillas de oro a cincel trabajado, en labores muy prolijas. Y en esta caja el cadáver, lleno de bálsamo iba, de la que ayer era reina, y hoy solo polvo y ceniza.
El descanso absoluto a que se entregó por tres días -bálsamo específico para el mensú, por lo inesperado- no hizo sino convertirle en un bulto castañeante y arrebujado sobre un raigón.
Durante algunos instantes permanecieron en silencio ambos amigos, silencio que fue el primero en romper el Muñequero: -Pos mira: lo mejor que hacemos es agüecar el ala y dirnos a ca del Frescales a tomarnos dos chatos del de los Moriles, que nos caerán la mar de requetebién, porque es que yo no he visto bálsamo más archisuperior pa cuando uno tiée pintaos al negro humo toítos los interiores.
De las almas tristes celeste beleño, fuente inagotable para todo ensueño, eficaz alivio de todo sufrir. Bálsamo piadoso para toda herida, de los soñadores dulce prometida que nos indemnizas del mal de vivir.
De lo profundo del cortejo partió la flecha de una voz: —¡Milagro...! ¡Es bálsamo, cristianos, el limonero del Señor...! Y veinte manos arrancaban la cosecha de curación que en la esquina de Miracielos de los cielos enviaba Dios.
Aquí está el alemán John Most, voceador insistente y poco amable, y encendedor de hogueras, que no lleva en la mano diestra el bálsamo con que ha de curar las heridas que abra su mano siniestra.
Al montar eché mi brazo tan de menos que sentí un profundo desconsuelo, y buscando el bálsamo de aquellos, ojos aterciopelados miré a las ventanas, pero las angostas ventanas de montante donde temblaba el sol de la mañana, permanecieron cerradas.
Ni el hombre de su vieja historia sin vuestros cantos la verdad supiera, ni el justo digno de alabanza y gloria de sus nietos vivir en la memoria más allá de su túmulo pudiera. Bálsamo saludable que en el suelo derrama la esperanza y el consuelo la poesía es.