bípedo

(redireccionado de bípeda)
Búsquedas relacionadas con bípeda: bifida

bípedo, a

(Del lat. bipes < bi, doble + pes, pedis, pie.)
adj./ s. m. ZOOLOGÍA Que tiene dos pies, como el hombre u otros animales.
NOTA: También se escribe: bípede

bípede o bípedo -da

 
adj.-com. y adj.-s. respect. De dos pies.

bípedo -da

 
adj.-s. Bípede.

bípedo

('bipeðo)
sustantivo masculino
zoología que tiene dos pies o patas para caminar Los homínidos son animales bípedos.
Traducciones

bípedo

biped

bípedo

bipède

bípedo

SMbiped
Ejemplos ?
l AT-ST (All Terrain Scout Transport) es una máquina de combate bípeda gigante controlada por humanos del mundo ficticio de Star Wars.
Algunas fuentes barajan cifras desde menos de 3 millones de años de antigüedad hasta más de 2 millones; otras lo datan entre 3,3 y 2,5 millones de años Como otros Australopithecus, A. africanus tenía una marcha bípeda, aunque aún conservaba costumbres arborícolas.
Tenía la forma básica de cualquier tiranosáurido del Cretácico, cabeza chata y cuadrada, garras y dientes afilados, cuerpo poco liviano (pesaba como 400 Kilogramos), brazos cortos, piernas y patas largas, configuración bípeda y carecía de cuernos, pico, plumas y/o coraza.
Los testigos indican características no siempre similares, pero la descripción más habitual es la de una gran criatura simiesca bípeda, normalmente de una altura de 1,83 m a 2,13 m de aproximadamente 160 kg con amplios hombros y estructura robusta.
Sin embargo, de remontarse la bipedestación a quizás a unos 6 millones de años aP, la andadura o forma de marcha típica del humano se consolida aproximadamente hace al menos unos 4 millones de años con Australopithecus, previo a éstos los primates antropoides apoyaban toda la planta del pie haciendo una flexión y descargando el peso en el calcáneo, en cambio Australopithecus logra una marcha bípeda eficiente...
Ahora se sabe que las patas delanteras de Postosuchus eran demasiado pequeñas para caminar en posición cuadrúpeda y solo podía caminar en posición bípeda sin apoyarlas en el suelo.
No, yo no tengo miedo de los dioses de aquí, ellos no me han criado ni han alimentado mi vejez. CORO. Hacia mí salta la serpiente bípeda. Como una víbora me amenaza.
La noche en que la bestia bípeda, acurrucada junto a la hoguera encendida por la tempestad, intentó el gesto salvador asiendo una rama para arrojarla al rescoldo, prolongando su luz y su calor, fue te, verdadera Nochebuena de nuestra historia, la del nacimiento del hombre-rey.
La anatomía de su cráneo era similar a la de sus parientes cercanos, los grandes simios africanos, pero habían adoptado una forma bípeda de locomoción, la cual les otorgaba una ventaja crucial, pues les permitía vivir tanto en áreas boscosas como en la sabana en una era en la que África se estaba volviendo árida, con las sabanas superponiéndose a los bosques y selvas.
Este perezoso, al igual que los actuales osos hormigueros, caminaba sobre los lados de sus pies y manos, debido a que sus garras evitaban que pudiera poner las palmas y plantas de los mismos sobre el suelo. Aunque era principalmente cuadrúpedo, sus huellas fosilizadas muestran que tenía cierta capacidad de realizar una marcha bípeda.
Algunos científicos consideran que esta forma de desplazamiento en el linaje humano se puede remontar a 7 millones de años con Sahelanthropus. La postura bípeda requiere un cambio en la orientación del fémur sobre la tibia modificando el ángulo.
Tiene rostro alto y poco prognato, caninos relativamente pequeños, y ausencia de espacio entre los dientes. La inferida posición del cráneo con referencia al cuerpo seria un indicador de posición bípeda.