azular

(redireccionado de azules)

azular

v. tr. Teñir de azul.

azular


Participio Pasado: azulado
Gerundio: azulando

Presente Indicativo
yo azulo
tú azulas
Ud./él/ella azula
nosotros, -as azulamos
vosotros, -as azuláis
Uds./ellos/ellas azulan
Imperfecto
yo azulaba
tú azulabas
Ud./él/ella azulaba
nosotros, -as azulábamos
vosotros, -as azulabais
Uds./ellos/ellas azulaban
Futuro
yo azularé
tú azularás
Ud./él/ella azulará
nosotros, -as azularemos
vosotros, -as azularéis
Uds./ellos/ellas azularán
Pretérito
yo azulé
tú azulaste
Ud./él/ella azuló
nosotros, -as azulamos
vosotros, -as azulasteis
Uds./ellos/ellas azularon
Condicional
yo azularía
tú azularías
Ud./él/ella azularía
nosotros, -as azularíamos
vosotros, -as azularíais
Uds./ellos/ellas azularían
Imperfecto de Subjuntivo
yo azulara
tú azularas
Ud./él/ella azulara
nosotros, -as azuláramos
vosotros, -as azularais
Uds./ellos/ellas azularan
yo azulase
tú azulases
Ud./él/ella azulase
nosotros, -as azulásemos
vosotros, -as azulaseis
Uds./ellos/ellas azulasen
Presente de Subjuntivo
yo azule
tú azules
Ud./él/ella azule
nosotros, -as azulemos
vosotros, -as azuléis
Uds./ellos/ellas azulen
Futuro de Subjuntivo
yo azulare
tú azulares
Ud./él/ella azulare
nosotros, -as azuláremos
vosotros, -as azulareis
Uds./ellos/ellas azularen
Imperativo
azula (tú)
azule (Ud./él/ella)
azulad (vosotros, -as)
azulen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había azulado
tú habías azulado
Ud./él/ella había azulado
nosotros, -as habíamos azulado
vosotros, -as habíais azulado
Uds./ellos/ellas habían azulado
Futuro Perfecto
yo habré azulado
tú habrás azulado
Ud./él/ella habrá azulado
nosotros, -as habremos azulado
vosotros, -as habréis azulado
Uds./ellos/ellas habrán azulado
Pretérito Perfecto
yo he azulado
tú has azulado
Ud./él/ella ha azulado
nosotros, -as hemos azulado
vosotros, -as habéis azulado
Uds./ellos/ellas han azulado
Condicional Anterior
yo habría azulado
tú habrías azulado
Ud./él/ella habría azulado
nosotros, -as habríamos azulado
vosotros, -as habríais azulado
Uds./ellos/ellas habrían azulado
Pretérito Anterior
yo hube azulado
tú hubiste azulado
Ud./él/ella hubo azulado
nosotros, -as hubimos azulado
vosotros, -as hubísteis azulado
Uds./ellos/ellas hubieron azulado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya azulado
tú hayas azulado
Ud./él/ella haya azulado
nosotros, -as hayamos azulado
vosotros, -as hayáis azulado
Uds./ellos/ellas hayan azulado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera azulado
tú hubieras azulado
Ud./él/ella hubiera azulado
nosotros, -as hubiéramos azulado
vosotros, -as hubierais azulado
Uds./ellos/ellas hubieran azulado
Presente Continuo
yo estoy azulando
tú estás azulando
Ud./él/ella está azulando
nosotros, -as estamos azulando
vosotros, -as estáis azulando
Uds./ellos/ellas están azulando
Pretérito Continuo
yo estuve azulando
tú estuviste azulando
Ud./él/ella estuvo azulando
nosotros, -as estuvimos azulando
vosotros, -as estuvisteis azulando
Uds./ellos/ellas estuvieron azulando
Imperfecto Continuo
yo estaba azulando
tú estabas azulando
Ud./él/ella estaba azulando
nosotros, -as estábamos azulando
vosotros, -as estabais azulando
Uds./ellos/ellas estaban azulando
Futuro Continuo
yo estaré azulando
tú estarás azulando
Ud./él/ella estará azulando
nosotros, -as estaremos azulando
vosotros, -as estaréis azulando
Uds./ellos/ellas estarán azulando
Condicional Continuo
yo estaría azulando
tú estarías azulando
Ud./él/ella estaría azulando
nosotros, -as estaríamos azulando
vosotros, -as estaríais azulando
Uds./ellos/ellas estarían azulando
Traducciones

azular

blue

azular

A. VTto colour blue, color blue (EEUU), dye blue
B. (azularse) VPRto turn blue
Ejemplos ?
(...Era su rubia cabellera como el ala de un ave que fuese una quimera...) Se han deshojado los rosales mustios y fatigados (...Oh sus manos liliales cuyos dedos cansados deshojan los males...) Y dijeron las hadas: "Tus dorados cabellos serán aúreo manojo del celeste trigal; en tus ojos pondremos zafirinos destellos, en tus ojos azules tendrás todo el Ideal." La brisa viene leve y nemorosa rizando el agua muerta del pantano y un surtidor romántico y lejano desata una elegía dolorosa.
Flores del tamaño de girasoles, rojas y azules, adornaban las paredes; pero nadie podía cogerlas, pues sus tallos eran horribles serpientes venenosas, y las corolas, fuego puro que les salía de las fauces.
enetrado que hubieron en el cenador, defendido de la curiosidad de los que transitaban por la polvorienta carretera, por una a modo de tupida y laberíntica red de trepadoras y de campanillas azules, sentáronse aquellos tres próceres de los barrios andaluces alrededor de la amplia mesa, no sin antes haberse despojado de las americanas y de los amplios paveros.
En efecto, el cajón donde iban a guardar para siempre al niño de María Vicenta lucía simétricas listas azules sobre fondo blanco, e interiormente un forro chillón de percalina rosa.
La luz del día, penetrando por la entreabierta ventana, iluminaba la habitación, en la cual, además del humilde mobiliario, consistente en una mesa de pino, varias sillas y un viejo aparador con cortinas azules, veíanse algunos enseres de pesca, varios remos apoyados contra uno de los ángulos, y dando una nota risueña al conjunto, un pájaro, que cantaba en una jaula de alambre, y dos macetas de geranios en flor, que decoraban el alféizar de la ventana, junto a la que cosía la unigénita del Levantino, la cual contestó al poco expresivo saludo del recién llegado con una apenas perceptible inclinación de cabeza.
Cada una de sus hojas era tierna y de un verde jugoso, y cada flor, una hermosa cabeza de doncella, de ojos ya oscuros y llameantes, ya azules y maravillosamente límpidos.
En el pecho lucía una flor de saúco de verdad, y alrededor de su rubia cabellera ensortijada, una guirnalda de las mismas flores. Sus ojos eran grandes y azules, y era maravilloso mirarlos.
Le parecía al mozo respirar el aroma de los bosques patrios, y veía claramente a la muchacha que lo miraba por entre los pétalos con aquellos ojos suyos azules y límpidos; y susurraba: -¡Qué hermosos son aquí la primavera, el verano, el otoño y el invierno!
Donde posas tus manos, La espina de la risa O el caluroso hachazo De la pasión encuentras. Si te vas a los astros, El zumbido solemne De los azules pájaros Quiebra el gran equilibrio De tu escondido cráneo.
Mi espíritu se volcaba de admiración al oír los cantos de las aves; al mirar los prados; al contemplar las transparencias de las aguas, al deleitarme con las azules desnudeces del cielo.
-Sí que jué una charraná, pero como el padre de la Niña le tiée tanto apego cuasi como a ella al cubril en que ha nacío, como no hay en él parmo e tierra que no haiga regáo con el suor de su frente, como er día que le quitaran a él su lagarillo sería como si le quitaran el sol que lo alumbra y lo calienta, pos velay tú, el hombre encomenzó a machacar en la zagala diciéndole que si no consentía en dejar al Cristóbal y en casarse con el Zamora diba a tirarse de cabeza por el Tajo de los Azules.
-Esa es la verdá que no es más que una, pero la Niña, que no se muerde la lengua cuando no es debío, pues no se la ha mordío, y le dijo al tío Pepe: -Mire usté, padre, no quieo yo que usté se tire por el Tajo de los Azules, y si a su mercé le tiran mas estos manchones y estos pencares que mi feliciá, yo transijo, yo me casaré con Joseito el Zamora.