azorado

Traducciones

azorado

ADJ
1. (= alarmado) → alarmed, upset
2. (= turbado) → embarrassed, flustered
3. (= emocionado) → excited
Ejemplos ?
¡qué recuerdo! ) (Busca y recoge el lienzo.) ZULIMA. ¿Qué buscas tan azorado? ¿Ese lienzo ensangrentado? MARSILLA (aparte.) Si ésta lo sabe, me pierdo.
¿Por qué tiemblas? ¿Por qué miras azorado el espacio que de los enemigos nos separa? No solía Tideo temblar de este modo, sino que, adelantándose a sus compañeros, peleaba con el enemigo.
Como en el monte el gavilán, que es el ave más ligera, se lanza con fácil vuelo tras la tímida paloma: ésta huye con tortuosos giros y aquél la sigue de cerca, dando agudos graznidos y acometiéndola repetidas veces, porque su ánimo le incita a cogerla: así Aquileo volaba enardecido y Héctor movía las ligeras rodillas huyendo azorado en torno de la muralla de Troya.
A los gritos del padre siguieron ladridos de perros, y por sus aullidos perseguido, no se detuvo hasta llegar frente a la puerta de una choza, a la que llamó; y cuando hubieron abierto, dijo a una vieja: -Dáme inmediatamente de comer: La vieja, que estaba hilando, paró el huso y se quedó mirando al joven, sorprendida de su tono insolente; mas como los cortesanos le habían dicho que tanta era la dignidad de su persona, que todos reconocían en él un príncipe aunque nunca le hubiesen visto, impacientole la tardanza y golpeó con fuerza la mesa repitiendo la orden; pero fue el caso que sobre aquélla dormitaba un gato, que despertó azorado y pegó un bote...
Vas a ocuparte en el acto de remediar este desperfecto antes que te haga pagar caro tu negligencia. El azorado capataz retrocedió presuroso y desapareció en la oscuridad.
Y supo cuánto es la vida hecha de sed y dolor. Y fue compasivo para el ciervo y el cazador, para el ladrón y el robado, para el pájaro azorado, para el sanguinario azor.
Como el perro va en el monte por valles y cuestas tras el cervatillo que levantó de la cama, y si éste se esconde, azorado, debajo de los arbustos, corre aquél rastreando hasta que nuevamente lo descubre; de la misma manera, el Pelida, de pies ligeros, no perdía de vista a Héctor.
Tal vez en mi dolor más me aplacía De agreste sitio el solitario aspecto; De las ciudades azorado huía, Y ansioso, palpitante, Los escabrosos Ales recorría; Mas su nevada cumbre No tan viva y tan pura reflejaba Del sol la clara lumbre Cual la Nevada Sierra, Cuando el astro del día Un torrente de luz vierte en la tierra.
(Reanuda su paseo.) MARTA (Gritando.) Rebelión, ¡bendita seas! DON JULIÁN (Azorado.) ¡Huyamos! CARCELERO (Con desconsuelo.) Es inútil; la cárcel está sitiada por los rebeldes.
Una hora después, volvía con ella; en el cuarto se oían lamentos: la matrona se apeó y entró en él majestuosamente, cerrando sobre sí la puerta y dejando a Bacalao soñar en el patio con los nuevos deberes que le iban a corresponder. Medio azorado el pobre por tanta felicidad, no sabía muy bien si debía renegar de su suerte o bendecir al Cielo.
-¡Eh, lacayo! ¡Despierta! (Dando con el pie a Toribio.) TORIBIO, levantándose muy azorado. ¿Arrimu? RUPERTO No: ¡que no toques la trompeta!
Los ojos del pescador tienen brillo y expresión extraños. Su lívido semblante, azorado e inquieto, sufre continuas transmutaciones.