azacán

(redireccionado de azacanes)
Búsquedas relacionadas con azacanes: muñidor

azacán, a

(Del ár. as-saqqa', aguador.)
1. adj./ s. Que realiza trabajos humildes y penosos.
2. s. m. Persona que transporta o vende agua. aguador

azacán, -cana

 
adj.-s. Que se ocupa en trabajos humildes y penosos.
m. Aguador (que vende agua).
Traducciones

azacán

/ana SM/Fdrudge, slave
estar hecho un azacánto be worked to death
Ejemplos ?
Una de las primeras referencias que quedan en la ciudad de la importancia de este gremio de aguadores es la que recuerda que ya en 1385 existía una cal de azacanes (luego Calle de los Azacanes).
También queda el dato de que en 1561 vivían en la Calle de los Azacanes 137 vecinos, entre los que se encontraba "Jirónima de Cuevas", supuesta compañera del pintor Doménikos Theotokópoulos, el Greco, y supuesta modelo para el cuadro La dama de armiño.
Al final del capítulo XX de la Primera Parte del El Quijote, el hidalgo caballero, conversando con su fiel escudero Sancho Panza sobre los diferentes noblezas de los hijosdalgo, describe con estos hermosos párrafos el humilde oficio de 'azacán': Madame d'Aulnoy en sus memorias viajeras por España (Memoires de la cour d'Espagne, Relation du voyage d'Espagne, hacia 1690-91) describe a los 'azacanes' como aguadores que "cargan un burro con varios cántaros grandes y los llevan por la villa.
Van vestidos con una bayeta ordinaria con las piernas al aire y sandalias o alpargatas, simples suelas con cuerdas atadas." Estos 'azacanes de burro', que cargaban en los serones o angarillas Como se ve en la imagen del inicio de página.
Más humildes y esforzados eran los 'azacanes de carretillo, carrito o carrillo' que transportaban su carga de agua en dos cántaros trabados en un pequeño carro de mano (como una carretilla de madera con dos huecos para encajar las vasijas).
El origen de la ciudad. de la Cruz Muñoz, Julio (coordinador). Historia de Toledo. Editorial Azacanes (1997). Dorado Badillo, Ángel. Toledo.
Van vestidos con una bayeta ordinaria con las piernas al aire y sandalias o alpargatas, simples suelas con cuerdas atadas." Parece evidente, dado el origen de Madrid como asentamiento militar musulmán, que el precedente de los aguadores en la que luego sería capital de un imperio, hay que buscarlo en los azacanes moros o mozárabes que en Madrid, como en Toledo, Zaragoza, Granada o Sevilla prestaban su oficio de porteadores de agua sirviéndose para ello de una caballería o un carro de manos.
Madame d'Aulnoy en sus memorias viajeras por España, hacia 1690-91, describe a los 'azacanes' como aguadores que "cargan un burro con varios cántaros grandes y los llevan por la villa.
También, Picasso, publicó en 1970, un libro de poesía titulado El entierro del conde de Orgaz, el prólogo del cual lo realizó el poeta Rafael Alberti,y la traducción al francés fue hecha por el escritor Alejo Carpentier quien incluyó un texto especial. Valle y Díaz, Félix del. Poética. El entierro del Conde de Orgaz. Toledo: Azacanes, 2000.
Don Quijote de la Mancha Municipios de La Mancha Regionalismo manchego Provincia de La Mancha Dialecto manchego Traje típico manchego Ruta de Don Quijote Leyenda de la Encantada Cano Valero, José, et al. (1999): Historia de la Provincia de Albacete. Editorial Azacanes. Toledo.
Para llevar el agua potable a las casas, los aguadores —muchos de ellos herederos de los esforzados «azacanes» de origen musulmán conocidos en Castilla y Andalucía por ese nombre de origen árabe— guiaban recuas de dos, tres o un único burro, provistos de serones o angarillas con media docena de cántaros hasta los soportales, patios o zaguanes de las viviendas donde llenaban las tinajas, pilas o cacharros que allí guardaban los vecinos.
Entre todos los personajes de la época que se congregaban en torno a la fuente, se encontraban los menestrales (personas de oficio mecánico), azacanes (especie de aguador) y criados y domésticos de las casas nobles, que iban a llenar los cántaros de agua.