aya


También se encuentra en: Sinónimos.
Sinónimos

aya

sustantivo femenino
niñera, orzaya, rolla, rollona (col.), chacha, tata (col.), cinzaya (Álava y Burgos).
Traducciones

aya

SFgoverness
Ejemplos ?
¿Tú sabes qué cosa es reina?" Y por si vuelven de noche De la orilla de la mar, Para la madre y Pilar Manda luego el padre el coche. Está la playa muy linda: Todo el mundo está en la playa: Lleva espejuelos el aya De la francesa Florinda.
Y a quien más encargó la guarda y regalo de Leonora fue a una dueña de mucha prudencia y gravedad, que recibió como para aya de Leonora, y para que fuese superintendente de todo lo que en la casa se hiciese, y para que mandase a las esclavas y a otras dos doncellas de la misma edad de Leonora, que para que se entretuviese con las de sus mismos años asimismo había recebido.
Desde 1824, la consigna para el soldado, que antes se distinguiera por su liberalismo, fué ésta: ¡vivan las cadenas! El día de la desgracia llama el general Valdés al de Aya- cucho.
Non aya nadi dubda entre su corazon, Nin diga esta cosa podrie ser o non: Ponga enna Gloriosa bien su entençion: Entendrá que non viene esto contra razon.
Dessó mugier fermosa e muy grand posesión, lo que farién bien poccos de los que oï son; nunqua lo entendieron do cadió, o do non: qui por Dios tanto faze, aya su bendición.
El aya y Federico la llamaron, corrieron en distintas direcciones, interrogaron al lacayo, que se había cansado de jugar y había vuelto al lado del carruaje; todo en vano, nadie había visto a la princesita, ni ella acudía a sus voces.
Poco se tardó en saber por casi toda la nación el extraordinario suceso; los unos suponían que el aya y el servidor habían dado muerte a la princesa, otros que la habían escondido en alguna cueva con el objeto de que a la muerte de los príncipes la sucesión fuese para algún protegido de ellos y la niña no pudiera presentarse a pedir la herencia, estando muy bien vigilada; algunos, los menos, los creían inocentes e imaginaban que Elena había sido robada por otra persona.
Entró en otra pieza en la que había, entre otros muebles, un armario, lo abrió y sacó de él una muñeca vestida de blanco. -Esta es la que me regaló Guillermina, mi aya -prosiguió.
Cuanto nuevas ocasiones imaginan los mancebos, tanto el tutor halla nuevos estorbos y precauciones. Si abre la niña una reja y el aya avizor elude, luego a cerrársela acude la cócora de la vieja.
No tyenen otras armas saluo las aas de las cañas quando est con la simiente, a qual ponen al cabo un palillo agudo, e no osan usar de aquéllas, que m vezes me eció embiar a tierra dos o tres hombres a alguna villa pa hauer fabl salir a sin número, y después que los veyan llegar fuyan a no auardar padre a hijo, y esto no porque a ninguno se aya hecho mal, antes, a todo adonde yo aya estado y podido hauer fabla, les he dado de todo lo que tenía, así paño como otras cosas muchas, sin recebir por ello cosa alguna, mas son así temerosos sin remedio.
Disso a esti ruego Dios el nuestro Sennor: "Faré tanta de gracia por el vuestro amor; torne aún al cuerpo la alma peccador, desend qual mereciere, recibrá tal onor. Aya tanto de plazo hasta los treynta días, que pueda mejorar todas sus malfetrías; mas bien gelo afirmo par las palavras mías, ý serán rematadas todas sus maestrías." Rendieron "Gratias multas" a Dios los rogadores, porque empïadava a los sos peccadores, que libró esta alma de manos de traïdores, que son de los fideles siempre engannadores.
Este era un muchacho de pocos amos y viendo a otros chicos de su edad que estaban jugando a la pelota, como él no tenía tampoco aquellos ratos de expansión, dejó que se alejaran un poco la princesa y sus acompañantes y propuso a los niños ser de la partida, a lo que ellos accedieron gozosos. Elena corría sin separarse mucho del aya y de su servidor.