Ejemplos ?
Empero, yo le libraré, si quiere Doblegar su rodilla Ante mi culto, que esplendente brilla. Tan poderoso soy que abura mismo Te daré, si me adoras, cuanto ansías; Más, ¡ay de tí, si ciego te desconfías!
Que arrastra diamantes, perlas; El ambiente que respiras Do mil pajaritos vuelan; Esas plantas, esas flores, Esas casas, y esas huertas, Tuyas serán, si al instante De tu nueva fé reniegas; Si el nombre ingrato aborreces De aquella cuya es la fiesta. Más, ¡ay de tí!