averroísta

(redireccionado de averroístas)

averroísta

1. adj. FILOSOFÍA Relativo a estas doctrinas.
2. adj./ s. m. y f. FILOSOFÍA Que profesa el averroísmo.

averroísta

 
adj.-com. Partidario del averroísmo.
Ejemplos ?
A fin de salvar la incompatibilidad de las tesis averroístas con la doctrina cristiana, Siger de Brabant propuso la doctrina de la doble verdad, según la cual hay una verdad religiosa y una verdad filosófica y científica.
A pesar de la condena de 219 tesis averroístas por parte del obispo parisino Étienne Tempier en 1277 a causa de su incompatibilidad con la doctrina católica, muchas de éstas sobrevivieron en la literatura posterior de mano de autores como Giordano Bruno o Giovanni Pico della Mirandola.
Las principales ideas del primitivo concepto filosófico averroísta — tal como se encuentra en los comentarios de Averroes a Aristóteles — eran: hay una verdad, pero hay (al menos) dos maneras de alcanzarla: a través de la filosofía y a través de la religión; el mundo es eterno; el alma se divide en dos partes: una individual y otra divina; el alma individual no es eterna; todos los hombres comparten a un nivel básico la misma alma divina (idea denominada monopsiquismo); la resurrección de los muertos no es posible (proposición de Boecio); En tal punto se produjeron la dos condenas de la Sorbona de 1270 y 1277, por el obispo Étienne Tempier. Tempier especificó 219 tesis averroístas inaceptables.
Aunque condenadas desde 1277, desde esta fecha, el averroismo fue en occidente casi un sinónimo de impiedad, muchas tesis averroístas sobrevivieron hasta el siglo XVI y pueden encontrarse en filósofos del humanismo renacentista, como Giordano Bruno, Pico della Mirandola y Cesare Cremonini.
Durante el Renacimiento su doctrina de la mortalidad del alma fue adoptada por Pietro Pomponazzi, y por su sucesor Cesare Cremonini, (contra los tomistas y los averroístas).
Al ser defensor del averroísmo, fue uno de los principales intelectuales censurado por el obispo Stephanus Tempier en 1277 cuando 219 tesis subversivas enseñadas en la Sorbona fueron condenadas por la jerarquía religiosa. Libros de Avicena, Averroes y otros averroístas se quemaron públicamente.
La enseñanza está influida por el tomismo, aunque los maestros tenían libertad para comentar, ampliar, refutar o enmendar al aquinate, introduciendo elementos platónicos o averroístas.
Pero su gran lucha vino contra los averroístas: Sigerio de Brabante, máxima figura de la Facultad de Artes, había manifestado en sus clases (no en sus obras, de lógica y física, como el Sophisma y su comentario a la Física de Aristóteles) que el hombre no tenía naturaleza espiritual por lo que la razón podía contradecir la fe sin dejar ambas de ser verdaderas.
El pensamiento filosófico de Nieremberg es extremadamente ecléctico: mezcla la escolástica con elementos averroístas, cabalísticos, platónicos y estoicos y por eso padece la falta de organicidad de la escuela ecléctica, aunque siempre sometido al dogma católico.
Ésta época, por ser la última, es la más madura y fecunda del Aquinate, el cuál se enfrentó a tres brazos del pensamiento: los idealistas agustinistas, encabezados por Juan Peckham, los seculares antimendicantes, dirigidos por Gerardo de Abbeville y, por último los averroístas, cuya figura visible era Sigerio de Brabante.
Después de su muerte, algunas tesis de Tomás de Aquino, confundidas entre las averroístas, fueron condenadas por el obispo de París, Étienne Tempier, quien en 1277 lanzó una gran condena de 219 tesis respecto a la Universidad de París.