avena


Búsquedas relacionadas con avena: avene, copos de avena

avena

1. s. f. BOTÁNICA Denominación genérica de diversas especies de plantas herbáceas gramíneas, con espigas gruesas y colgantes, cultivadas para alimentar el ganado.
2. BOTÁNICA Grano o semilla de esta planta.
3. MÚSICA culto Instrumento rústico parecido a una flauta o a varias flautas unidas. zampoña
4. avena borde o caballuna BOTÁNICA Variedad parecida a la avena loca, pero con todos los ramos de la panoja hacia un lado.
5. avena loca BOTÁNICA Planta gramínea que crece espontáneamente en los campos de cereales y en terrenos no cultivados.
NOTA: Nombre científico: (Avena fatua.)

avena

 
f. bot. Planta herbácea de la familia gramíneas (Avena sativa). Se usa para la alimentación del ganado y también en alimentación humana.
mús. Zampoña (instrumento músico de viento).

avena

(a'βena)
sustantivo femenino
botánica planta gramínea anual de hojas estrechas y semillas que sirven de alimento La avena es el cereal más completo.
avena silvestre intoxicación causadas por avena loca
Traducciones

avena

oat, oats

avena

Hafer

avena

avoine

avena

aveia

avena

avena

avena

haver

avena

الشوفان

avena

овес

avena

燕麦

avena

燕麥

avena

oves

avena

havre

avena

havre

avena

SFoats pl
avena loca, avena morisca, avena silvestrewild oats pl

avena

f. oats;
harina de ___oatmeal.

avena

f oatmeal
Ejemplos ?
La vaquita corre y corre para que más kilos borre. Se toma un vaso de avena a la mitad de su pena. La vaca ama a su vaquero y por eso tanto esmero.
De igual manera que un caballo impaciente muestra la avena que ha comido, así Turkey mostraba su sobretodo. Le daba insolencia. Era un hombre a quien perjudicaba la prosperidad.
Carretera de Villena á Onteniente: Producción. — Trigo, cebada, avena, maíz, centeno, hortalizas, aceite y vino. Mercado los jueves.
trio, cebada, centeno, avena, garbanzos, almortas, lentejas, judias, yeros, arbejones, patatas, cáñamo, melones, sandias, uva, ricas frutas, entre ellas guindas garrafales y de las comunes, diferentes clases de ciruelas, peras y manzanas, melocotones y nueces,;leñas de combustible y carboneo y buenos pastos, con lo s que se mantiene ganado lanar, mular, yeguar y de cerda; abunda la caza de liebres, conejos y perdices; hay pesca de barbos y anguilas; estas han disminuido mucho y son pequeñas; antiguamente se pescaban en abundancia, en una gran balsa de la que se ha formado la fuente de la poblacion.
trigo, cebada, avena, vino, frutas y hortalizas; cria ganado lanar, cabrio, mular, asnal y vacuno; caza de ciervos, corzos, lobos, orras, liebres, conejos y muchas perdices.
c).‑ Pedimos al gobierno que mande alimentos suficientes para los niños en todas las comunidades rurales como: leche, maicena, arroz, maíz, soya, aceite frijol, queso, huevos, azúcar, sopa, avena, etcétera.
Además, una importantísima producción agrícola que rendirá anualmente al Estado alemán: diez millones de quintales de trigo; trece de centeno; doce de cebada; trece de avena; tres de maíz; sesenta y cuatro de patatas; sesenta y dos de azúcar de remolacha; ciento veintidós de diferentes forrajes; cuatro y medio millones de cabezas de ganado vacuno; un millón de ganado lanar; más de un millón de cabrío, dos millones de porcinos; cerca de un millón de caballos; dieciséis millones de gallinas; dos de gansos; y luego, oro, plata, grafito, cobre, caolín, pirita, sal gema.
Algunas gallinas picoteaban unos pocos granos de avena; acostumbradas como estaban a la negra sotana de los curas, no se espantaron con nuestra presencia y apenas se apartaron para dejarnos pasar.
Si al capitalista le place alimentaros con patatas en vez de daros carne, y con avena en vez de trigo, debéis aceptar su voluntad como una ley de la Economía Política y someteros a ella.
El violinista iba en cabeza, con su violín engalanado de cintas; a continuación marchaban los novios, los padres, los amigos todos revueltos, y los niños se quedaban atrás, entreteniéndose en arrancar las campanillas de los tallos de avena o peleándose sin que ellos los vieran.
De noche, a la hora de marcharse, los caballos, hartos de avena hasta las narices, tuvieron dificultades para entrar en los varales; daban coces, se encabritaban, los arreos se rompían, sus amos blasfemaban o reían; y toda la noche, a la luz de la luna, por los caminos del país pasaron carricoches desbocados que corrían a galope tendido, dando botes en las zanjas, saltando por encima de la grava, rozando con los taludes, con mujeres que se asomaban por la portezuela para coger las riendas.
En todos los campos de aquellos contornos crecían cereales, tanto centeno como cebada y avena, esa magnífica avena que, cuando está en sazón, ofrece el aspecto de una fila de diminutos canarios amarillos posados en una rama.