Ejemplos ?
Atribuyéndole luego, en el sueño, los síntomas patológicos de nuestro generoso auxiliador, es como si quisiera decir: «Si me.sucede algo, le tendrán tan sin cuidado mis hijos como nosotros en aquella ocasión al barón de L., no obstante sus amables ofrecimientos.» Pero el nódulo egoísta de este sueño tenía que quedar encubierto de alguna manera.
Si los de Nueva Granada (Cartagena o Panamá o Santa Marta), allí iban a ofrecer su fuerte brazo auxiliador los venezolanos, los quiteños y los centro-americanos.
Sobre el marco de la puerta y fronterizo al altar, un reloj de pared hacía oír su monótono tictac. En uno de los sillones dormitaba el sacerdote auxiliador, y sentado en el otro junto a la mesa escribía el sentenciado.
Cada vez que un jinete rompía el silencio con el estrépito de su caballo a lo largo del camino, o incitaba un carretero a su recua, el viejo granjero se precipitaba hacia la puerta, creyendo ya llegado a su auxiliador.
Cuando a la una del día aparecieron el verdugo Pancho Sales, negro de gigantesca estatura; la víctima arrogante, mocetón de treinta años, y el auxiliador padre Espejo, empezó don Bonifacio a arengar a sus discípulos, a guisa de los grandes capitanes en el campo de batalla.
Entonces el fraile auxiliador del reo, que se situaba frente al callejón de Petateros, a pocas varas del cadalso, mostraba un crucifijo, y con tono pausado decía en voz alta: -Creo en Dios Padre, todopoderoso, criador del cielo y de la tierra, y en Jesucristo, su único Hijo...
CAPITULO XI De los sobrenombres de Júpiter que se refieren no a muchos dioses, sino a uno mismo Llámanle vencedor, invicto, auxiliador, impulsador, estator, cien pies, Supinal, Tigilio, Almo, Rumino y de otras maneras que sería largo el referirlas.
650 Mientras dudan, atardecida, expulsan los crepúsculos a la luz y la sombra de la tierra había introducido las tinieblas al orbe, cuando el dios en sueños, el Auxiliador, pareciendo que se detenía ante el lecho tuyo, Romano, pero cual en su templo estar suele, y el cayado agreste sosteniendo con su izquierda, 655 que la melena con la derecha se abajaba de su larga barba, y con plácido pecho que expresaba tales voces: “Deja los miedos.
La decisión ó retracción de los naturales de Chile á proteger el ejército auxiliador, contribuirá á un cálculo arreglado sobre el bueno ó mal éxito de la campaña.
Si Artigas en lugar de retrogradar en la marcha no bien se enteró de la caída de Alvear y de la Asamblea hubiera continuado adelante hasta el fin, no – desde luego – con alardes de guerra y victoria, sino simplemente en la categoría sencilla (grata a su carácter modesto) de “auxiliador”, pensamos que no habría recuperado su fuerza tan rápida y hábilmente la política centralista que entonces se desplomó.
utor: Acabamos de decretar la cadena en servicio de obras públicas á nueve hombres ingratos, enemigos de la causa del pais, y al cómplice auxiliador de ellos.
Fray Tomás de San Martín, digno ministro del altar, que era el auxiliador de la víctima, se irritó ante ruindad tamaña, y dijo en alta voz: -¡Hombre sin caridad!