autoinmunitario

(redireccionado de autoinmunitarias)
Traducciones

autoinmunitario

ADJ autoinmunológico ADJautoimmune
Ejemplos ?
Entre las enfermedades autoinmunitarias comunes figuran la tiroiditis de Hashimoto, la artritis reumatoide, la diabetes mellitus tipo 1 y el lupus eritematoso.
Ciertos medicamentos como la bleomicina, amiodarona, metotrexato, oro, infliximab, etanercept, además de la quimioterapia. Enfermedades autoinmunitarias como el lupus, la artritis reumatoidea, la sarcoidosis y la esclerodermia.
Es posible la inhibición de TNFα o de su receptor celular con anticuerpos monoclonales tales como infliximab (Remicade®), etanercept (Enbrel®), o adalimumab (Humira®), que se utilizan en tratamientos modernos de varias enfermedades autoinmunitarias como la artritis reumatoide, la espondilitis anquilosante, la enfermedad de Crohn y la psoriasis.
En el setenta por ciento de los pacientes la glomerulonefritis extracapilar se presenta como una afección renal primaria o idiopática mientras que en el treinta por ciento restante es secundaria a un gran número de enfermedades sistémicas, infecciosas, autoinmunitarias o neoplásicas.
Por lo tanto puede ser usado en enfermedades autoinmunitarias e inflamatorias (como asma, alergias epidermales por contacto con hiedra venenosa, lupus eritematoso sistémico, enfermedad de Crohn o enfermedad de Still), problemas del oído medio e interno y varias enfermedades al riñón como el síndrome nefrótico.
La Red de Presentación Antigénica (REPA) estudia los mecanismos de presentación de antígenos y autoantígenos en moléculas HLA de clase I y II, con implicaciones en el diagnóstico, prevención (vacunas) y tratamiento de las infecciones y las enfermedades autoinmunitarias e inflamatorias.
Entre las enfermedades autoinmunitarias que pueden asociarse con una nefropatía membranosa figuran la espondilitis anquilosante, la dermatomiositis, la enfermedad de Graves, la tiroiditis de Hashimoto, la artritis reumatoide, la enfermedad mixta del tejido conjuntivo, el síndrome de Sjögren y el lupus eritematoso sistémico (del diez al veinte por ciento de los pacientes con nefritis lúpica tienen nefropatía membranosa).
Estas proteínas pueden estar presentes en pacientes con infecciones por micoplasmas, infecciones neumocócicas, mieloma múltiple, ciertas leucemias, macroglobulinemias y enfermedades autoinmunitarias como la artritis reumatoide y el lupus.
La alteración genética de las DC también puede contribuir a curar o aliviar los efectos de enfermedades autoinmunitarias como la artritis reumatoide, un trastorno en el que los leucocitos atacan el cartílago de las articulaciones en confundirlo con proteínas ajenas al cuerpo.
Muchas enfermedades autoinmunitarias están asociadas con el aumento de la activación de las respuesta Th1, mientras que las alergias están asociadas a la actividad de TH2, por lo que estos resultados pueden ayudar a identificar elementos que influyen en el balance entre la actividad de TH1 y TH2, al igual que elementos que contribuyen a ambas respuestas.
En estos pacientes coexisten otras respuestas autoinmunitarias por lo que no existe una correlación directa entre los valores de la TSI y las hormonas tiroideas.
Entre las causas autoinmunitarias encontramos al Síndrome autoinmunitario poliglandular de tipo II: caracterizado por presentar dos o más manifestaciones endocrinas autoinmunitarias en una misma persona como: tiroiditis linfocitaria crónica, insuficiencia ovárica prematura, diabetes mellitus tipo I, hipotiroidismo o hipertiroidismo, anemia perniciosa, vitíligo, alopecia, esprue no tropical, y miastenia gravis por producción de autoanticuerpos.