autofinanciación

autofinanciación

s. f. ECONOMÍA Financiación de una empresa u organización con parte de sus propios beneficios abogan por la autofinanciación como estrategia prioritaria.

autofinanciación

 
f. econ. Financiación del activo de una empresa con los recursos que ella misma genera.
Ejemplos ?
Considerando las amortizaciones conjuntamente con los beneficios de la empresa se obtiene la autofinanciación que genera las siguientes ventajas: Permite a la empresa el disfrute de una mayor autonomía y libertad de acción.
Por otro lado, la autofinanciación pude calificarse como inconveniente para los accionistas de una determinada empresa, entre la circunstancia posible de que la autofinanciación vulnere el fin social.
A esta parte de la autofinanciación se le denomina autofinanciación de expansión. La retención de beneficios se puede efectuar voluntariamente o de forma obligatoria.
Entre las distintas funciones que cumple la amortización empresarial se encuentra la función financiera que supone la disposición de unos recursos financieros que se pueden utilizar en las distintas funciones de la empresa. A esta autofinanciación se le denomina de reposición.
n economía de la empresa se entiende por autofinanciación o financiación interna al conjunto de recursos financieros que las empresas obtienen por si mismas sin recurrir a fuentes de financiación externas, es decir que no proceden ni de nuevas aportaciones de los socios, ni de aumentos de la posición deudoras, sino que son generados por la empresa.
En realidad, todo el esquema financiero de estas empresas dependerá de sus posibilidades de autofinanciación, que dependerá en última instancia del nivel alcanzado de beneficios brutos.
En el periodo en el cual ha sido activo, el proyecto Freedonia ha acuñado una moneda de plata de 1 onza troy del valor de 50 dólares de Freedonia, ofrecida en venta sobre el sito web de la organización a objetivo de autofinanciación.
En cualquier nación europea se encuentran tres empresas públicas con un nivel muy satisfactorio de autofinanciación, con un nivel discreto y con un nivel totalmente insuficiente para las necesidades empresariales.
La autofinanciación también puede considerarse como la parte de los beneficios o de los recursos generados que permanece en el seno de la empresa, es decir, los beneficios no distribuidos, los fondos de amortización y las provisiones.
Según que se considere la totalidad o parte de los componentes de la autofinanciación, se pueden distinguir los siguientes conceptos: La diferencia entre ingresos y costes es el beneficio.
La aplicación del beneficio suele ser la siguiente: una parte va a remunerar a los socios o accionistas, en forma de dividendo, mientras que otra parte permanece en la empresa y que es la que se dedica a la autofinanciación.
Una de las clasificaciones más usuales de las fuentes de financiación empresarial es la que diferencia entre fuentes internas y externas, dependiendo de que los recursos financieros se hayan generado en el interior o provengan del exterior. La autofinanciación se define como la creación de nuevos recursos financieros por la propia unidad económica.