autocrítica

autocrítica

1. s. f. Crítica que una persona hace de sí misma, del grupo o comunidad a la que pertenece o de su obra alabaron su capacidad de autocrítica.
2. TEATRO Pequeño anuncio y comentario crítico de una obra teatral, que está escrito por el propio autor y se publica antes del estreno. antecrítica

autocrítica

 
f. Crítica de una obra por su autor.
Breve noticia crítica de una obra teatral, escrita por el autor de la misma para que se publique antes del estreno.
Crítica que alguien hace de sí mismo o de una sociedad a la cual pertenece.

autocrítica

(awto'kɾitika)
sustantivo femenino
1. psicología apreciación sobre uno mismo falta de autocrítica
2. teatro comentario breve del autor de una obra teatral sobre dicha obra La autocrítica se publica previo al estreno.
Traducciones

autocrítica

autocrítica

autocrítica

SFself-criticism
Ejemplos ?
Estuvo librado a su solo y propio esfuerzo y un sentido de autocrítica exagerado que determinó que su historiografía es menguada si se la confronta con su saber.
Sin embargo parece que los únicos que deberíamos criticarnos somos los países, no he escuchado ninguna autocrítica del Fondo Monetario Internacional en cuanto a cuáles eran las estadísticas de España, cuáles eran las estadísticas de Grecia, de Portugal, de Irlanda, de Italia, que permitieron que contrajeran deudas, que emitieran bonos sin ningún tipo de control.
Hoy el Partido debe luchar, y las bases ya están luchando, contra excrecencias adulteradoras de la naturaleza misma dé lo que debe ser el partido revolucionario de los mexicanos. Algunas de ellas, haciendo verdadera autocrítica, que es la crítica de sí mismo, vamos a señalar.
Pero cómo hablar en México de remozamiento; cómo hablar de nuevas perspectivas, si este reto que tenemos enfrente solamente en una forma muy parcial lo estamos afrontando con éxito. Al respecto, lejos de hacernos ilusiones, debemos de tener en la autocrítica el principal aspecto dé nuestra conducta.
De pontífices o pontificados. Magnífico, la autocrítica es siempre oportuna. Finalmente, podrán acusarnos de inoportunos, de no tomar en cuenta la correlación de fuerzas, la torpeza política, de no tener satélite para ver el debate en directo, de no tener suscripciones en los principales diarios y revistas para enterarnos de las valoraciones post debate, de no ser amables, de ser descorteses, de padecer "el mal de montaña", de no reconocer posibles aliados, de sectarios, de intransigentes, de ser regañones.
Yo comprendo que en un partido se haga una autocrítica, que nada se oculta, que todo se analice, que cada uno cargue con las responsabilidades que corresponde y que el partido lo juzgue y lo castigue si es necesario.
Pero ningun partido que yo conozca admite que esa autocrítica la haga un prominente miembro del partido en una revista, acompañado de personas que no son miembros del partido, que lo han atacado y lo han criticado o abandonado.
La renovación de la sociedad exige un renacimiento de la cultura; pero demanda auténtico desinterés, rigor en el pensamiento, conciencia crítica y autocrítica, lealtad en la convicción y, sobre todo voluntad de afirmar, en lo más profundo, el vigor del espíritu y la soberanía de la patria.
Si tuviéramos dudas sobre la posibilidad del mejoramiento de nuestro Partido, si tuviéramos dudas sobre sus aportaciones al presente de México y sus posibles aportaciones al futuro de México, no haríamos esta, que sí es verdadera autocrítica.
93.- Principio de calidad.- El principio de calidad consiste en la búsqueda constante y sistemática de la excelencia, la pertinencia, producción óptima, transmisión del conocimiento y desarrollo del pensamiento mediante la autocrítica, la crítica externa y el mejoramiento permanente.
A los sostenedores de dogmas y de verdades inmanentes para enmascarar la inmovilidad y la perpetuidad de los intereses les puede extrañar, pero los revolucionarios saben que toda medida revolucionaria parte de una autocrítica radical.
No nos sirve para nada el pretendido dolor de quienes son incapaces de la más mínima autocrítica, y mucho menos el comportamiento de quienes, seguramente cegados por el odio y la frustración, insultaron gravemente a nuestros seres queridos, a nuestros muertos, ante las mismas puertas de esta Cámara.