australopitecos


Búsquedas relacionadas con australopitecos: Paranthropus

australopitecos

 
m. pl. paleont. Australopitécidos.
Ejemplos ?
La capacidad craneal de A. garhi es de 450 cm 3, parecida a la de otros australopitecos. La mandíbula hallada por Asfaw tiene una morfología general compatible con la misma especie, aunque es posible que pertenezca otras especies de homínidos encontradas en los mismos depósitos.
Los estudios hechos en los premolares y molares muestran cierta similitud con los de Paranthropus boisei que son más grandes que en otras formas gráciles de australopitecos.
Uno de sus trabajos más recientes es "LUCY L'espoir" ("Lucy: la esperanza"), una historia sobre los australopitecos, con guion de Patrick Norbert.
World Wildlife Fund (2001) 'Ethiopian xeric grasslands and shrublands (AT1305)'. El Mar Rojo sigue separándose Homo Sapiens de 160.000 años Nuevo eslabón entre Australopitecos y homínidos Afar
Las especies de este género habitaron en África desde hace algo más de 4 millones de años hasta hace unos 2 millones de años, del Zancliense (Plioceno inferior) al Gelasiense (Pleistoceno inferior). La mayor novedad aportada por los australopitecos es que se desplazaban de manera bípeda.
Existe consenso en que los australopitecos jugaron un papel esencial en la evolución humana al ser una de las especies de este género la que dio origen al género Homo en África hace unos 2 millones de años, el cual a su vez dio origen a las especies Homo habilis, H.
Una rama de los australopitecos se separó de la que derivaría en Homo sapiens, produciendo al Paranthropus robustus del por ahora aceptado género Paranthropus.
Los Paranthropus (parántropos o australopitecinos robustos) descienden probablemente del género Australopithecus (australopitecos o australopitecinos gráciles).
Se trata a menudo seres marginales, pero preñados precisamente por ello de extraños poderes: timadores, resucitados, australopitecos, sabios idiotas, demonios, indios, extraterrestres, espectros, dioses, científicos enajenados, o niños que hablan como ancianos.
Ejemplos de especies africanas son Homotherium aethiopicum y Homotherium hadarensis, halladas ocasionalmente en los mismos yacimientos que algunos homínidos primitivos, como los australopitecos, que en ocasiones consumían.
A medida que el ser humano progresó física y tecnológicamente la caza fue cobrando mayor importancia: Los primeros hominidos, incluidos los australopitecos y Homo habilis apenas eran capaces de cazar.
Un cambio en el clima, más árido y seco, y de la vegetación, a una más adaptada a climas secos parece una de las circunstancias que contribuyeron a la diferenciación de los antepasados del género Homo en el este de áfrica, los australopitecos, que son los primeros homínidos que anduvieron a dos patas la mayor parte del tiempo.