Ejemplos ?
Pero el Ave Fénix no es sólo el ave de Arabia; aletea también a los resplandores de la aurora boreal sobre las heladas llanuras de Laponia, y salta entre las flores amarillas durante el breve verano de Groenlandia.
- ¡Oh! ¡La aurora boreal! El Septentrión se inflama con mil luces y colores; una llamarada de oro y fuego inunda el espacio ilimitado; las soledades se incendian; los monolitos de hielo brillan con todos los matices del arco iris.
El sol de fiesta de Madrid penetraba disfrazado de mil colores por las altas vidrieras rojas, azules, verdes, moradas y amarillas; y como polvo de las alas de las mariposas iban los corpúsculos iluminados de aquellos haces alegres y mágicos a jugar con los matices de los graciosos tocados de las damas, sacando lustre azul, de pluma de gallo, al negro casco de la hermosa cabeza desnuda de la morena de un palco, y más abajo, en la sala, dando reflejos de aurora boreal a las flores, a la paja, a los tules de los sombreros graciosos y pintorescos que anunciaban la primavera como las margaritas de un prado.
¡El horizonte se tiñe de color de rosa hacia el Mediodía! Dijérase que la aurora boreal brilla en el punto opuesto de la bóveda celeste...
SÉPTIMO EPISODIO Del palacio de la Reina de las Nieves y de lo que luego sucedió Los muros del castillo eran de nieve compacta, y sus puertas y ventanas estaban hechas de cortantes vientos; había más de cien salones, dispuestos al albur de las ventiscas, y el mayor tenía varias millas de longitud. Los iluminaba la refulgente aurora boreal, y eran todos ellos espaciosos, vacíos, helados y brillantes.
Bajo su gobierno fue cuando el mineral del Cerro de Pasco principió a adquirir la importancia de que hoy goza, y entre otros sucesos curiosos de su época merecen consignarse la aurora boreal que se vio una noche en el Cuzco, y la muerte que dieron los fanáticos habitantes de Cuenca al cirujano de la expedición científica que a las órdenes del sabio La Condamine visitó la América.
Era la brevísima noche del 25 de Abril. La aurora boreal abrasaba con su misterioso incendio la lontananza del horizonte. Hacía un frío espantoso.
Las noches tenían ya cerca de tres horas, y la aurora boreal lucía en ellas, cerrando el arco esplendoroso de los crepúsculos simultáneos de la mañana y de la tarde.
ålogaland (en nórdico antiguo: La tierra de las llamas altas, en referencia a la aurora boreal.) fue el nombre que se dio hasta la Edad Media a la región de la actual Noruega situada al norte de Trøndelag, correspondiente a las actuales provincias de Nordland y Troms.
La teoría de la electricidad atmosférica, explica también otros muchos fenómenos; la electricidad libre, que se manifiesta durante las tormentas, siendo la causa de los truenos, y la electricidad de baja tensión, que se manifiesta durante una visión de la aurora boreal, y causando este último fenómeno.
Las mayores islas de Lofoten ya están conectadas entre sí por puentes o túneles bajo los fiordos. Å Maelstrom Aurora boreal Sol de medianoche A.
A excepción de su capital, Anádyr, la exigua población local reside en poblados mayoritariamente pequeños diseminados por toda la enorme tundra, que en verano resplandece de vida animal y flora y en invierno queda sumida en una noche interminable, en la nieve, en los terribles vientos del Ártico y en la aurora boreal.