aureolar

(redireccionado de aureolada)
Búsquedas relacionadas con aureolada: aureole

aureolar

v. tr. Adornar con una aureola aureoló todas las imágenes de las vírgenes.

aureolar


Participio Pasado: aureolado
Gerundio: aureolando

Presente Indicativo
yo aureolo
tú aureolas
Ud./él/ella aureola
nosotros, -as aureolamos
vosotros, -as aureoláis
Uds./ellos/ellas aureolan
Imperfecto
yo aureolaba
tú aureolabas
Ud./él/ella aureolaba
nosotros, -as aureolábamos
vosotros, -as aureolabais
Uds./ellos/ellas aureolaban
Futuro
yo aureolaré
tú aureolarás
Ud./él/ella aureolará
nosotros, -as aureolaremos
vosotros, -as aureolaréis
Uds./ellos/ellas aureolarán
Pretérito
yo aureolé
tú aureolaste
Ud./él/ella aureoló
nosotros, -as aureolamos
vosotros, -as aureolasteis
Uds./ellos/ellas aureolaron
Condicional
yo aureolaría
tú aureolarías
Ud./él/ella aureolaría
nosotros, -as aureolaríamos
vosotros, -as aureolaríais
Uds./ellos/ellas aureolarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo aureolara
tú aureolaras
Ud./él/ella aureolara
nosotros, -as aureoláramos
vosotros, -as aureolarais
Uds./ellos/ellas aureolaran
yo aureolase
tú aureolases
Ud./él/ella aureolase
nosotros, -as aureolásemos
vosotros, -as aureolaseis
Uds./ellos/ellas aureolasen
Presente de Subjuntivo
yo aureole
tú aureoles
Ud./él/ella aureole
nosotros, -as aureolemos
vosotros, -as aureoléis
Uds./ellos/ellas aureolen
Futuro de Subjuntivo
yo aureolare
tú aureolares
Ud./él/ella aureolare
nosotros, -as aureoláremos
vosotros, -as aureolareis
Uds./ellos/ellas aureolaren
Imperativo
aureola (tú)
aureole (Ud./él/ella)
aureolad (vosotros, -as)
aureolen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había aureolado
tú habías aureolado
Ud./él/ella había aureolado
nosotros, -as habíamos aureolado
vosotros, -as habíais aureolado
Uds./ellos/ellas habían aureolado
Futuro Perfecto
yo habré aureolado
tú habrás aureolado
Ud./él/ella habrá aureolado
nosotros, -as habremos aureolado
vosotros, -as habréis aureolado
Uds./ellos/ellas habrán aureolado
Pretérito Perfecto
yo he aureolado
tú has aureolado
Ud./él/ella ha aureolado
nosotros, -as hemos aureolado
vosotros, -as habéis aureolado
Uds./ellos/ellas han aureolado
Condicional Anterior
yo habría aureolado
tú habrías aureolado
Ud./él/ella habría aureolado
nosotros, -as habríamos aureolado
vosotros, -as habríais aureolado
Uds./ellos/ellas habrían aureolado
Pretérito Anterior
yo hube aureolado
tú hubiste aureolado
Ud./él/ella hubo aureolado
nosotros, -as hubimos aureolado
vosotros, -as hubísteis aureolado
Uds./ellos/ellas hubieron aureolado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya aureolado
tú hayas aureolado
Ud./él/ella haya aureolado
nosotros, -as hayamos aureolado
vosotros, -as hayáis aureolado
Uds./ellos/ellas hayan aureolado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera aureolado
tú hubieras aureolado
Ud./él/ella hubiera aureolado
nosotros, -as hubiéramos aureolado
vosotros, -as hubierais aureolado
Uds./ellos/ellas hubieran aureolado
Presente Continuo
yo estoy aureolando
tú estás aureolando
Ud./él/ella está aureolando
nosotros, -as estamos aureolando
vosotros, -as estáis aureolando
Uds./ellos/ellas están aureolando
Pretérito Continuo
yo estuve aureolando
tú estuviste aureolando
Ud./él/ella estuvo aureolando
nosotros, -as estuvimos aureolando
vosotros, -as estuvisteis aureolando
Uds./ellos/ellas estuvieron aureolando
Imperfecto Continuo
yo estaba aureolando
tú estabas aureolando
Ud./él/ella estaba aureolando
nosotros, -as estábamos aureolando
vosotros, -as estabais aureolando
Uds./ellos/ellas estaban aureolando
Futuro Continuo
yo estaré aureolando
tú estarás aureolando
Ud./él/ella estará aureolando
nosotros, -as estaremos aureolando
vosotros, -as estaréis aureolando
Uds./ellos/ellas estarán aureolando
Condicional Continuo
yo estaría aureolando
tú estarías aureolando
Ud./él/ella estaría aureolando
nosotros, -as estaríamos aureolando
vosotros, -as estaríais aureolando
Uds./ellos/ellas estarían aureolando
Traducciones

aureolar

(arcaico) VT (esp LAm) [+ persona] → to praise, extol the virtues of; [+ reputación etc] → to enhance, add lustre to
Ejemplos ?
Bendito el dromedario que a través del desierto condujera al Rey Mago, de aureolada sien, y que se dirigía por el camino cierto en que el astro de oro conducía a Belén.
Pues bien; esta noche pasada poco después de que saludamos el toque de las doce con una salva de doce taponazos del más legítimo Roederer, en el precioso comedor rococó de ese sibarita de judío que se llama Lowensteinger, la calva del doctor alzaba aureolada de orgullo, su bruñido orbe de marfil, sobre el cual, por un capricho de la luz, se veían sobre el cristal de un espejo las llamas de dos bujías que formaban, no sé cómo, algo así como los cuernos luminosos de Moisés.
La Biblia contiene las palabras que calman y confortan; los versos del Salmo XCI, «Te cubrirá con sus alas poderosas; en seguridad estarás bajo su abrigo», le cantan en la memoria; el Salvador, con la cabeza aureolada y los brazos abiertos camina ahora sobre las agitadas olas negras del océano de sus pensamientos y dice las palabras suaves que le derraman en el alma una divina paz inefable: «Bienaventurados los que tengan hambre y sed de justicia porque ellos serán hartos...».
Sobre los morenos hombros, emergiendo de los encajes de la ropa de noche, se alzaba la cabeza juvenil, de facciones impecables, selladas con sello de energía, y aureolada por cabellera rizosa y corta, color Ticiano, que la tijera despuntaba incesantemente.
Después de una exitosa carrera universitaria y luego de haberse caracterizado por su labor periodística, aureolada de un castellano pulcro y elegante, se graduó de Doctor en Jurisprudencia y Abogado de los Tribunales de la República el 13 de Febrero de 1965.
Elaborado en forma de cruz en un fondo de color amarillo que significa la fe de nuestros antepasado y que se prolonga en la nuestra, aureolada por la riqueza de nuestros suelos, en la parte superior una corona como símbolo de realeza de aquellas valerosas tribus que poblaron este Municipio y cuyo cacique principal era tacurrumbí.
En general, la lucha de guerrillas es de resistencia a un invasor y está aureolada por motivos patrióticos, revolucionarios o religiosos.
En ese espacio despejado, inmerso en los sedimentos que solo dejaban visible la parte superior de la iglesia, se creó una imagen de ruina aureolada de romanticismo, que se mantuvo hasta a la década de 1990.