aureola


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con aureola: aureole

aureola

(Del lat. aureola, dorada.)
1. s. f. Círculo luminoso o resplandor con que se rodea la cabeza de las imágenes sagradas.
2. coloquial Fama o admiración que consigue una persona su aureola de buen cocinero le ha valido muchos contratos.
3. ASTRONOMÍA Corona luminosa, sencilla o doble que rodea a la Luna en los eclipses de Sol.
4. ANATOMÍA Areola, círculo que rodea una herida, llaga o pezón.
NOTA: También se escribe: auréola

aureola

(awɾe'ola)
sustantivo femenino
1. corona luminosa que circunda a algunos astros aureola de la luna
2. aura de luz representada sobre la cabeza de las imágenes la aureola de la Virgen
3. fama y renombre que logra una persona, cosa o lugar por sus atributos aureola de sabio
Sinónimos
Traducciones

aureola

auréole

aureola

alone, aureola

aureola

Halo

aureola

halo

aureola

هالة

aureola

halo

aureola

aureola

aureola

Halo

aureola

הילה

aureola

Halo

aureola

SF auréola SF (Rel) → halo, aureole (frm); (= gloria) → fame
Ejemplos ?
Tú traes en tu luz templada que los álamos platea, la palidez que hermosea la beldad de la mujer. Sí, sí: tu mágica lumbre rodea cuanto ilumina de una aureola divina que regenera su ser.
Arrodilla, arrodíllate en la tierra donde segada en flor yace mi Lola, coronada de angélica aureola; do helado duerme cuanto fue mortal; donde cautivas almas piden preces que las restauren a su ser primero, y purguen las reliquias del grosero vaso, que las contuvo, terrenal.
No hay pintor que acierte a colorear con la novedad y transparencia de otros tiempos la aureola luminosa de las vírgenes, ni cantor religioso o predicador que ponga unción y voz segura en sus estrofas y anatemas.
En aquel templo extraordinario, ante aquel apóstol bizantino, engastado en plata como una perla antigua, de plata el revestimiento del altar, la pesada esclavina, la enorme aureola...
¡Amor, divino amor! Desciende en brazos del misterio de la noche a coronar con tu aureola a los que arden en tu llama. EL CAUDILLO.- ¡Espíritu invisible!
Nada es tan conveniente, en una república, como este método: reúne la ventaja de poner a la cabeza de la administración un sujeto experimentado en el manejo del Estado. Cuando entra a ejercer sus funciones, va formado, y lleva consigo la aureola de la popularidad, y una práctica consumada.
¿Quién soy para pretender temerario vuestro amor? No rodea mi nombre todavía aureola de gloria... no me atrevo a figurar en las filas de los bravos caballeros, famosos por sus proezas, que aspiran a vuestra mano.
Hay especialmente cierta aureola de «buen muchacho», de «simpático», de «infeliz», que no se pierde a dos por tres; y como ahí lo mortificante era poseer esa aureola, nos divertíamos en rodear con ella la cabeza de los que más pretendían la de llamas infernales.
El prestigio de tal dineral; la fama de las virtudes de Damián, que ya por ese entonces llenaba los ámbitos de la parroquia; la fealdad casi ascética y decididamente eclesiástica del beneficiado formáronle aureola, especialmente entre el mujerío y gentes piadosas.
No hablo de la gloria que ilustra las grandes conquistas científicas; no hablo de la aureola de inmortalidad que corona las obras del genio.
¡Y él, Eugenio! Una aureola de felicidad circundaba su frente y daba nuevo realce a su varonil belleza. Así hablaba un apuesto joven al referir la fiesta nupcial que acababa de presenciar.
Para alcanzar tu santidad, porque te siento santa y me apareces ceñida con una aureola de misticismo y casi sagrada, para alcanzar tu santidad, he procurado ser bueno.