Ejemplos ?
Esta publicación apareció el 15 de septiembre de 1938, en una edición de ocho páginas, con un costo de cinco centavos, en un tiraje de 15 mil ejemplares. Los 25 anuncios pagados publicados en su primer número auguraban buen futuro, aunque las ventas tardaron en llegar.
El 4 de diciembre de 2005 se celebraron elecciones legislativas, los resultados fueron excelentes para estas elecciones en donde los diputados del MVR-UVE junto con el resto de aliados, las encuestas le auguraban en torno al 70% de votos a favor, pero al final obtuvieron la totalidad de curules de la Asamblea Nacional, para el MVR propiamente dicho obtuvo 114 escaños de los 167 disputados, algo que ni Acción Democrática pudo conseguir en su mejor momento.
Fue cuarenta años más tarde Francisco Pizarro ordenó a su hermano Gonzalo hacerse cargo de la provincia del norte, llamada gobernación de Quito, en la que algunas leyendas auguraban cubierta de canela e incluso cuna de El Dorado, Hogar de un supuesto cacique con la riqueza suficiente para bañarse periódicamente con polvo de oro.
Diversos estudios hechos por Chrysler a finales de los años 70 auguraban un rápido crecimiento de los vehículos de más de 1500 cc ya que los efectos de la crisis del petróleo de 1973 se estaban dejando atrás.
Por eso yo digo que tenemos que hacer aquí algo diferente, algo que sea algo más que el MERCOSUR que por suerte - para los que auguraban la muerte se equivocan - porque evidentemente nadie quiere entrar a un cementerio.
Dos eran damas cubiertas Con largos velos, las otras Criados, y gente de armas De faz amenazadora. Y en verdad que su talante Y aparicion misteriosa Nada de bueno auguraban A hablar como gente de honra.
Yo agrego esta última palabrita que es fundamental en todos los órdenes de la vida, pero en la política lo es mucho más y se los dice una Presidenta a la que muchos auguraban que no terminaba su mandato, como también se lo auguraron a él, como también se lo auguraron a él en una editorial que se publicó en un diario a los pocos días de asumir: “La Argentina ha resuelto dar su gobierno por un año”, dijeron del gobierno de Néstor Kirchner porque no había aceptado una serie de imposiciones.
Bueno, paso también con los que también auguraban una brutal devaluación para después de las elecciones, sesudos economistas de los que nunca faltan en la Argentina.
Durante al año 2014 numerosos dirigentes internacionales, presidentes, organismos multilaterales de crédito y organismos multilaterales en general, auguraban que el 2014 iba a ser un año donde culminara, terminara la crisis iniciada por la caída de Lehman Brothers en el 2008.
Y además por supuesto auguraban un diciembre de saqueos, sin luz, a oscuras y saqueado, faltó que nos dijeran que además de saqueados y a oscuras nos iban a violar a todos, faltó nada más que eso.
La actividad de su comercio, su riqueza agrícola y más que todo las comodidades de su varadero para el reparo y calafateo de las naves, auguraban a Guayaquil un porvenir que hoy sería envidiable si los caudales que obtiene, merced a su situación geográfica y demás condiciones, no sirvieran para dar de comer al resto de la república.
No saldrá del encierro hasta que se enmiende o yo sucumba. ¡Palabras fatídicas que auguraban el misterioso y no lejano fin del prelado!