audiofrecuencia

(redireccionado de audiofrecuencias)
También se encuentra en: Sinónimos.

audiofrecuencia

s. f. TELECOMUNICACIONES Frecuencia de onda que se emplea en la transmisión o reproducción del sonido.
Sinónimos

audiofrecuencia

sustantivo femenino
baja frecuencia*.
Ambos son términos acústicos.
Traducciones

audiofrecuencia

audiofrequenza

audiofrecuencia

音频

audiofrecuencia

SFaudio frequency
Ejemplos ?
Superior a 11.025 kHz dentro de las audiofrecuencias A su vez, clasifica el sonido de forma más eficiente que la anterior versión permitiendo diferenciar tonos puros, como los violines y sonidos de alto nivel de presión sonora, del resto de la señal.
a respuesta en frecuencia es un parámetro que describe las frecuencias que puede grabar o reproducir un dispositivo. En audio, para que sea un equipo de calidad debe cubrir al menos el margen de las audiofrecuencias (20-20.000 Hz).
Un estudio de grabación (un lugar extraordinariamente silencioso), por ejemplo, puede tener un nivel de ruido ambiente cuya potencia promedio es el equivalente a unos 20 dB SPL en toda la banda de audiofrecuencias.
La aparición reciente de nuevos formatos de registro de audio digital para usuario final denominados de alta resolución (DVD-Audio y SACD), que permiten el registro de señales con una relación máxima señal a ruido de cuantificación (SQNR) sobre los 120 dB en la banda de audiofrecuencias (20-20000 Hz) parece poner en cuestión la suficiencia, en el ámbito del registro y reproducción de sonidos para el usuario final, del formato más extendido, el CD-Audio (PCM/16 bits), que permite un límite superior teórico a la relación señal a ruido de cuantificación de 98,1 dB en toda la banda hasta su frecuencia crítica (22,05 kHz).
Los sistemas de reproducción analógicos del pasado reciente (discos de vinilo, bobinas, casetes, etc.) muestran relaciones señal a ruido máximas inferiores a esta cifra en toda la banda de audiofrecuencias, lo que significa que no pueden registrar señales 74 dB por debajo de su máximo ya que el ruido analógico sería mucho más potente que la señal que se desea registrar.
Estas nuevas tecnologías también influenciaron a la industria de la música resultando en varios de los primeros instrumentos musicales electrónicos que usaron bulbos, incluyendo: Audion piano por Lee De Forest in 1915 Theremin por Léon Theremin in 1920 Ondes Martenot por Maurice Martenot in 1928 Trautonium por Friedrich Trautwein in 1929 La mayoría de los primeros instrumentos usaron "circuitos heterodinos" para producir audiofrecuencias, y estaban limitados por sus capacidades de síntesis.
Muchos fabricantes, en lugar de usar sólo las audiofrecuencias, para proteger a los amplificadores de perturbaciones suprasónicas o subsónicas, lo que hacen es medir la respuesta en frecuencia para una banda de frecuencias superior (generalmente de 12 a 40.000 Hz).
Calcula el límite dentro del cual el amplificador responde de igual forma (respuesta plana) a las audiofrecuencias (20 a 20.000 Hz) con una potencia muy baja.
El proceso de traducir la señal analógica a digital se llama conversión AD y tiene tres fases: Muestreo: se toma un determinado número de muestras por unidad de tiempo (44.100 muestras por segundo en estéreo en CD-Audio), aunque se pueden utilizar tasas de muestreo más elevadas para registrar señales con componentes de frecuencias ultrasónicas o, para la misma banda de audiofrecuencias, permitir el uso de filtros sin retardo de grupo en toda la banda pasante y con pendientes de atenuación más suaves, sin el uso de técnicas de sobremuestreo.
Este desfase (adelantamiento o retraso) en el espectro de audiofrecuencias (20 – 20.000 Hz) no debería ser superior a los 15º, para que no se produzca distorsión o cancelamientos de la señal.
Esto significa que solo tiene en cuenta aquellas frecuencias que es capaz de percibir el oído humano (20-20.000 Hz). Además de reducir el ancho de banda a las audiofrecuencias, el PASC como el ATRAC también elimina los sonidos enmascarados.
Las audiofrecuencias son ondas mecánicas (por consiguiente, no se pueden propagar en el vacío, es decir, no tienen capacidad radiante), y son de baja frecuencia (20Hz - 20kHz); mientras que las radiofrecuencias son ondas electromagnéticas (por tanto, con capacidad radiante), y son altas frecuencias cuyo margen va de los 3 kHz a los 300 GHz de las microondas.