audaz

(redireccionado de audaces)
También se encuentra en: Sinónimos.

audaz

(Del lat. audax < audere, atreverse.)
adj. Que tiene una actitud muy atrevida es un guerrero audaz y valiente; una audaz construcción. osado
NOTA: En plural: audaces

audaz

 
adj. Osado, atrevido.

audaz

(awˈðaθ)
abreviación
1. persona valiente, que no tiene miedo de hacer cosas nuevas un poeta audaz
2. acción cobarde que rompe las reglas, que es poco común un cuadro audaz
Traducciones

audaz

vet

audaz

получер

audaz

fed

audaz

굵게

audaz

ADJbold, audacious
Ejemplos ?
En otras palabras, en tanto llegan esas producciones científicas acabadas, concluyentes y convincentes, BIENVENIDOS los ensayos de aproximación, las reflexiones en voz alta, las propuestas audaces.
Estos “extranjeros” se movían en Montevideo como en tierra conquistada y lamentablemente las autoridades civiles y militares tenían que sufrirlos sin reaccionar vigorosamente ante sus diarios desmanes, sus luchas de rivalidad, sus ataques a la población, pacífica, sus desobediencias, sus latrocinios, porque aparte de ser los más, eran excelentes soldados: audaces, incansables y valientes.
Y fue en vano que los cornetines rugiesen más alto la canallesca matchicha; que chillaran las muchachuelas perseguidas por audaces manos, y los cantores del Amor y la Muerte fuesen con el sombrero en la mano implorando una limosna, cayendo de golpe de las melancolías de la romanza a la miserable mendicidad.
Las audaces tareas constructivas y las ampliaciones de servicios que emprendimos y realizamos, requirieron una cuidadosa estructuración económica y fiscal y un prudente ejercicio del crédito.
Ya que incidentalmente hemos hablado del rescate de Atahualpa, es oportuno consignar que lo repartido entre los ciento setenta audaces aventureros que apresaron al Inca, subió a treinta y cinco mil cuatrocientos ochenta y seis marcos de plata y novecientas cincuenta y un mil novecientas treinta y dos onzas de oro.
Sólo lucran y medran al amparo de esta situación los agiotistas y audaces especuladores que no vacilan en construir su fortuna personal con las lágrimas y el dolor de sus conciudadanos.
Paso, señores, a aquel departamento literario que posee de un modo peculiar y eminente la cualidad de pulir las costumbres; que afina el lenguaje, haciéndolo un vehículo fiel, hermoso, diáfano, de las ideas; que, por el estudio de otros idiomas vivos y muertos, nos pone en comunicación con la antigüedad y con las naciones más civilizadas, cultas y libres de nuestros días; que nos hace oír, no por el imperfecto medio de las traducciones siempre y necesaria mente infieles, sino vivos, sonoros, vibrantes, los acentos de la sabiduría y la elocuencia extranjera; que, por la contemplación de la belleza ideal y de sus reflejos en las obras del genio, purifica el gusto, y concilia con los raptos audaces de la fantasía los derechos imprescriptibles de la razón...
Clavaba ella los ojos en mí, como buscando el efecto de sus frases audaces y de su belleza majestuosa, y se sonreía con una sonrisa de desafío al verme palidecer por instantes, al crecer dentro de mí la tentación que me estaba crispando los nervios.
Miquelcho me clavó los ojos audaces, al mismo tiempo que enrojecía como una doncella: —El dinero hay que buscarlo donde lo hay: Fray Ambrosio me había dicho cuánta era la generosidad de su amigo y protector...
Otras revoluciones en la historia universal —revoluciones, no golpes de Estado, no revueltas— (APLAUSOS) han sido obra de minorías audaces, de avanzada, que impusieron sus leyes revolucionarias con el apoyo de la fuerza.
Es allí donde él esperaba a los viajeros y a los campesinos retrasados. Los leñadores más audaces que iban al bosque se encontraban miembros de niños diseminados bajo los árboles.
Cómo pájaro y flor en las agrestes, pavorosas llanuras desoladas, son retoques audaces que proyectan vida, valor, perfume, resonancia: en mi solemne, desierta pampa, como cántico y flor fue tu sonrisa, como cántico y flor fue tu mirada.