atropello


También se encuentra en: Sinónimos.

atropello

1. s. m. Accidente en que un vehículo o similar en movimiento atropella a alguien o algo, pasándole por encima o arrastrándolo después de aquel atropello no volvió a coger el coche. atropellamiento
2. Acción irrespetuosa o desconsiderada que se hace contra alguien es un atropello que me nieguen la entrada a mi propia casa. abuso, desconsideración
3. Prisa o agobio en la realización de algo necesito un día sin atropellos para poder descansar. premura

atropello

 
m. Acción y efecto de atropellar (pasar y ultrajar o proceder).

atropello

(atɾo'peλo)
sustantivo masculino
1. arrollamiento de una cosa o persona con un vehículo un atropello de peatones
2. legalidad injusticia cometida contra alguien el atropello de los poderosos
3. gran celeridad al hacer algo trabajar sin atropellos
Sinónimos

atropello

sustantivo masculino
1 alcaldada, exceso, extralimitación, desafuero, polacada, tropelía, arbitrariedad, barrabasada, desaguisado, entuerto, agravio*, descomedimiento, sinrazón. moderación.
Alcaldada, polacada, tropelía, arbitrariedad y sinrazón son atropellos cometidos por alguien abusando de su autoridad o poder.
Traducciones

atropello

accident

atropello

Empörung

atropello

الغضب

atropello

οργή

atropello

harme

atropello

분노

atropello

ilska

atropello

SM
1. (Aut) → accident; (= empujón) → shove, push; (= codeo) → jostling
2. (= abuso) → abuse (de of) → disregard (de for) los atropellos del dictadorthe crimes of the dictator
Ejemplos ?
Alemania está desarrollando una propaganda activísima y busca por todos los medios hacer adeptos a su causa. Su campaña de expansión, como todo atropello a cualquier país, está en pugna con los sentimientos del pueblo mexicano.
Otro abuso y atropello Señora Presidenta que pedimos de Venezuela quede registrado como atropello hasta personal del Diablo, huele a azufre, pero Dios está con nosotros, un buen abrazo y que Dios nos bendiga a todos.
Entre tanto, la libertad es lo contrario de la tiranía, de la opresión, del atropello, del derecho del fuerte sobre el débil, de la barbarie...
Después que vi ser todo ruego vano e imposible que hubiese valimiento; y siempre más impúdico y villano lo vi llegar a mí, como oso hambriento; brava me defendí con pies y mano, y uñas y dientes de su infame intento: le arañé el rostro, le arranqué el cabello aullando por su bárbaro atropello.
En ella se describe cómo las pequeñas propiedades que los terratenientes entregaban a los indígenas como compensación por su trabajo, que les eran robadas más tarde por los mismos terratenientes y, cuando aquéllos protestaban por el atropello, eran asesinados.
La eficacia para controlar y vigilar el buen manejo del patrimonio del pueblo depende de nuestra capacidad para desarrollar normas eficaces de gestión; de nuestra capacidad para auditar su cumplimiento son seriedad, imparcialidad, rigor y profundidad; de nuestra capacidad para atender con diligencia las denuncias de violaciones a las leyes, a los derechos de quienes compran y venden al Estado; de nuestra capacidad para resarcirlos; y de nuestra capacidad para prevenir y sancionar su atropello.
México será contrario a la guerra de agresión; seguirá repudiando el atropello a la soberanía de cualquier pueblo; seguirá siendo enemigo de los regímenes que conculcan las libertades y los principios de la democracia y, por tanto, significará una fuerza de oposición, tenaz y enérgica, a todos los actos de barbarie, que los ímpetus de la violencia injustificada implican.
He tenido la oportunidad de estar en mi II Distrito Electoral, hemos tenido varias reuniones; ahí estuvieron compañeros de diferentes partidos, y ahí llegamos al acuerdo de nombrar en cada edificio un comité, un comité de vigilancia para que sea la propia comunidad la que vigile y no ser la víctima del atropello, del robo o de la marginación, hemos nombrado también un consejo a nivel general de Tlaltelolco para ir planteando algunas posibles soluciones...
Este atropello tan burdo y cobarde ejercido en una mujer, a la que por pura deferencia se le admiten dos colchas en la prisión, viene a dar de lleno en el espíritu apocado de muchas ilusos, que, cantando la vieja y temblorosa salmodia del orden y la paz y el respeto a la legalidad, esperan que la tiranía les hiciera gracia de todo maltrato y premiara su pasivismo con la libertad cuya conquista temen emprender digna y virilmente.
Cuando uno de los poderes somete a sus designios a cualquiera de los otros dos, comete atropello, violación de la ley y conculcación de la Carta Magna; transformando el régimen de derecho en régimen despótico y anti democrático, contrario a la voluntad soberana del pueblo.
Al cabo de ellos, notóse que la afluencia de curiosos era sobradamente numerosa; se temió, no sin fundamento, un atropello feroz en el caso probable de una paliza popular; viose, con justificable desagrado, que el gremio de modistas y de costureras, aprovechándose de los perdidos ecos de la orquesta, bailaba también a su compás en un prado inmediato; y por último, se observó con indignación que más de una pareja de aquel campo, intrusándose a la descuidada en el vecino, danzaban en él después con una familiaridad que rayaba en provocación.
Durante el régimen anterior, el reiterado atropello gubernativo al imperio de los Tribunales de Justicia, fue precisamente uno de los factores que quebró la juridicidad.