atropellarse

atropellarse

(atɾopeˈʎaɾse)
verbo pronominal
hacer o decir algo con rapidez y cometer errores Con los nervios, se atropella al hablar.
Ejemplos ?
Antes que guerrero moribundo, parecía rota marioneta, fútil y dulce juguete desechado por un niño. Y en su cerebro, las imágenes empezaban a atropellarse con lucidez febril, opresiva.
En efecto, cuando los primeros fieles, después de atropellarse por la escalera, llegaron a la tribuna, vieron al pobre organista caído de boca sobre las teclas de su viejo instrumento, que aún vibraba sordamente, mientras su hija, arrodillada a sus pies, lo lloraba en vano entre suspiros y sollozos.
Yo vi del polvo levantarse audaces a dominar y perecer, tiranos, atropellarse efímeras las leyes, y llamarse virtudes los delitos.
Mesmo que un botija que de tan contento se enrieda en el habla, y en su media lengua, son puros trompiezos, y un atropellarse señas y palabras, - igual me risulta, dende que lo miro, este hilito de agua!...
Escudriñaba la habitación, cuando oí unos pasos que se aproximaban por los corredores. Parecían atropellarse. La sangre desapareció del todo de mi cuerpo; pero no tanto que ello me obligase a abandonar la cerilla que acababa de encender.
Doquier bellas en las rejas, doquier hidalgos galanes, doquier desenvueltas mozas, clérigos y militares. Todo es turba y movimiento, tropezar y atropellarse; todos van hacia la plaza, ganando esquinas y calles.
Allí hunden sus pestañas, viendo el ir y venir de las arrieras que curvan sin atropellarse, manteniéndose embanderadas las que regresan a la casa, trayendo trocitos de verdes hojas suaves cortadas en el monte, o cargadas de piezas comestibles.
Yo vi del polvo levantarse audaces, a dominar y perecer, tiranos; atropellarse efímeras las leyes y llamarse virtudes los delitos.