atrevimiento


También se encuentra en: Sinónimos.

atrevimiento

s. m. Cualidad o actitud de la persona que actúa arriesgadamente o con descaro e insolencia confiaba en su atrevimiento para plantarle cara. audacia

atrevimiento

 
m. Acción y efecto de atreverse.

atrevimiento

(atɾeβiˈmjento)
sustantivo masculino
1. determinación y valentía al actuar el atrevimiento de un artista
2. cobardía acción o expresión audaz, valiente y arriesgada La obra es un atrevimiento artístico.
3. insolencia, acción o expresión sin respeto ni educación Su atrevimiento fue castigado.
Sinónimos

atrevimiento

sustantivo masculino
1 audacia, osadía, arrojo*, licencia*, temple.
«Atrevimiento, osadía y audacia significan la determinación de ejecutar una acción arriesgada, de arrostrar un peligro o de exponerse a un mal. El atrevimiento puede nacer de un impulso impremeditado; la osadía, del temple natural o de los hábitos; la audacia es un exceso de osadía o de atrevimiento. El atrevimiento puede ser loable, y es muchas veces necesario; la osadía nunca deja de ser imprudente; la audacia es apasionada, criminal o heroica.»
José Joaquín de Mora
«El atrevimiento supone una resolución de la voluntad, acompañada de confianza en nuestras propias fuerzas, para conseguir un fin arduo. La osadía supone el desprecio de las dificultades o riesgos superiores a nuestras fuerzas, pero acompañado de una excesiva confianza en la fortuna o en la casualidad. El arrojo no supone ningún género de confianza, sino una ceguedad con que temerariamente nos exponemos a un riesgo, sin examinar la posibilidad ni la probabilidad de salir bien de él.»
José López de la Huerta
Traducciones

atrevimiento

Dreistheit

atrevimiento

baldanza

atrevimiento

الجرأة

atrevimiento

Audacity

atrevimiento

Audacity

atrevimiento

Audacity

atrevimiento

SM
1. (= audacia) → daring, boldness
2. (= insolencia) → insolence, cheek; (= osadía) → forwardness
Ejemplos ?
Y distinguiéndose al cabildo de la ciudad natal, el mismo Artigas les escribía después de ponderar las persecuciones de que habían sido objeto los criollos y peninsulares partidarios de la unión con Buenos Aires: “se puso por fin el sello al atrevimiento declarándonos la guerra; pero a quiénes Exmo.
—Manos atrás- ¡Y al trasto su linda treta! Le salió caro su tramposo atrevimiento. Tremendo susto se llevó por hacer trampa y tuvo que pagar triple multa por su intento de trinquete.
Tenían que vencer a los animales que habían osado erigirse en dioses adorados por los humanos, cuando la única gratitud y veneración debía ser para la sola energía creadora, TEOTL, IPALNEMOHUANI, aquél por lo cual existimos, manifestada en toda la naturaleza que rodea a la humanidad y dentro de la cual, los hombres somos un elemento, el dotado como el TEOTL, de la creatividad incesante, para contribuir a la evolución y perfeccionamiento del cosmos. Así que violentamente penetraron las fuerzas creadoras en la milpa con el fin de castigar el atrevimiento de XÓLOTL.
Por ser de inminencia que alguien tocara a rebato solicitando a la actuación política las nuevas generaciones, me he atrevido a hablaros hoy desde aquí; pero — claro está — mi atrevimiento no llega a más que a enunciar aquellas convicciones primarias y genéricas dentro de las que evidentemente han de formarse los nuevos usos.
Así que, irritados contra el atrevimiento de YAOTL, decidieron castigarlo y lo convirtieron en un chapulín que se pasaría la existencia saltando de un lado a otro, sin tener paz nunca.
Que don Antonio Arnao, el fecundo poeta de Las melancolías, y don Francisco Fernández y González, miembro de cuatro Academias, Rector de la Universidad de Madrid y, aún mozo de veinte años no cumplidos, catedrático de Retórica y Poética, hombre de vastos conoceres, y sólida formación humanística, sean indulgentes conmigo en lo mucho que mi atrevimiento necesita.
Sea que uno considere las aventuras, atrevimiento y caballerosidad de su juventud, o el inmenso trabajo de Gobierno que han llevado a feliz término su inteligencia, valor y don de mando, o ya sea que sólo se considere su especialmente atractiva personalidad, no conozco persona alguna en cuya compañía prefiera estar.
Si ignoramos algún dato, pueden resultar incompletos nuestros intercambios comunicativos) Y si el adolescente es inseguro por naturaleza, aunque aparente lo contrario, ¿por qué hacerlo sentirse más, si podemos desde nuestra clase ayudarlo a tener confianza en sí mismo, que no es el atrevimiento que ellos fingen?
Antes estas circunstancias desagradables, es urgente convencer, aunque parezca atrevimiento que los jóvenes no deben leer de manera directa las obras maestras de la literatura, sino con una preparación que las vuelva significativas para ellos.
Integrar el pasado que constituye nuestra real identidad con la modernidad de las experiencias de la nueva educación neohumanística es el atrevimiento, valga la expresión inclusiva, que un Estado firme, respetuoso y consciente puede hacer.
Por ello, con el temor de caer en la pedagogía de escritorio o en la fantasía demagógica de los pregones novoeducativos, perdón por el término, trataré de resumir en unas cuantas líneas, empresa dificilísima, lo que he investigado, oído o realizado ante grupos de primaria donde he sido profesor durante varios años, intensamente laborados y si esto vale como experiencia, que se aproveche, ya que, como alguien ha dicho “a veces resulta un atrevimiento ser joven”.
DOÑA BEATRIZ Hombre, ilusión o fantasma, que, a pesar de mi despecho, me sigue más tu osadía que tu pasión, pues es cierto que no cabe en amor noble lo vil del atrevimiento, ¿qué intentas?