atrever

(redireccionado de atrevas)
Traducciones

atrever

confiar

atrever

spolehat

atrever

trauen

atrever

count, rely

atrever

luottaa

atrever

conpter sur

atrever

leistamej, לסמוך, על

atrever

bizni

atrever

rekenen

atrever

contar
Ejemplos ?
No pienses jamás en elevarte a un prestigio tan vano que te atrevas a declararle la guerra a Dios, porque no podrás evitar Su castigo y Su venganza.
Jones, tengo que irme. No te atrevas a venir a buscarme. Marion." Parece que con el tiempo se reunirían e incluso planeaban casarse.
Piotr Nikoláyevich Krasnov, octogenario y enfermo atamán cosaco, dirige sus últimas palabras a su primo-nieto: “Pase lo que pase – jamás te atrevas a odiar a Rusia, tu Patria.
¡Ob! No te atrevas Más adelante a penetrar... Un día La antigua poesía En el canto nupcial plácido y leve De amor el triunfo celebrar solía; Cuando más halagüeña que sublime La zozobra pintaba, el gozo, el llanto, El inefable encanto Del tímido pudor, que cede y gime, Y tanto halago, y tanto De que entonces te vistes, ¡oh hermosura!
Tus hermanas, desesperadas con la idea de tu muerte, están ya en busca de tus huellas, y pronto llegarán a estas montañas. Si por casualidad oyes sus lamentos, nada respondas, no te atrevas tan sólo a mirarlas.
Cuando habrás avanzado bastante porque ya te tengas respeto a ti mismo, tendrás tiempo de despedir al instructor; mientras tanto, protégete bajo la autoridad de alguno, sea Catón, sea Escipión, sea Leli, o algún otro, a la presencia de los cuales, incluso los hombres más perdidos suprimirían los vicios, hasta tanto que llegues tal, que ya no te atrevas a pecar delante de ti.
Por lo que a mí respecta, probaré a la ciudad la bondad de mi raza hiriéndome con la espada en el hígado. Es preciso que te atrevas a hacer lo que yo.
Mas quiero de este mal que me importuna hacerte ahora la raíz expresa; y, aunque a darme socorro no te atrevas, no tendré a poco que a piedad te muevas.
Despierta, y apercibe la llama toda que en tu pecho vive; tu esfuerzo dobla y tu valor, oh Musa, por que con canto más sublime y grave Hoy a cantar a tu Señor te atrevas: ¡Quién a mi labio enseña voces nuevas dignas de su poder, con que le alabe, y cantos no escuchados todavía!
Respecto a ti, Eugenia, añadió volviéndose hacia su hija, no me hables más de él, o te envío a la abadía de Noyers con Nanón. Y como te atrevas a chistar, ahora mismo.
CRISÓTEMIS: ¿Qué ordenas, pues, que yo tenga fuerzas para cumplir? ELECTRA: Que te atrevas a lo que yo te aconseje. CRISÓTEMIS: Si ello es útil, no me negaré.
-Espera, dijo ingrato animal, el echarte así es muy poco, quiero marcarte de manera que no te atrevas jamás a presentarte delante de ningún honrado sastre.