atravesado


También se encuentra en: Sinónimos.

atravesado, a

1. adj. Que está cruzado el coche está atravesado en mitad del camino.
2. Que tuerce un poco los ojos.
3. Se aplica al animal que es cruzado o mestizo.
4. Que tiene mala intención y es propenso a sentir animadversión el profesor nos tenía muy atravesados.

atravesado, -da

 
adj. Que es algo bizco.
Díc. del animal cruzado o híbrido.
fig.De alma ruin o mala intención.
Sinónimos
Traducciones

atravesado

oblique, transversal

atravesado

obliquo

atravesado

traversé

atravesado

ADJ
1. (= de través) la farola quedó atravesada en la callethe lamppost fell across the street
tener atravesado lo tengo atravesadoI can't stand him
tengo atravesado este programa de teleI can't stand this TV programme
2. (= malintencionado) → treacherous
3. (= bizco) → squinting, cross-eyed
4. (Zool) → mongrel, cross-bred
Ejemplos ?
El pueblo acude.) STUSSI. ¿Qué hay?... ¿Qué pasa? HERMENGARDA.––El gobernador ha sido atravesado por una flecha. EL PUEBLO. ¿Quién le ha herido?
—Por cuanto amáis en la tierra y por más que os sea incómoda mi exigencia, id a vuestro amo a decir que una persona que ha atravesado buscándole las montañas y las olas, quiere tan sólo traerle un amigo a la memoria.
Cuando llegué, después de haber atravesado algunos obstáculos, que a estas alturas de mi andanza, pasado los peligros que había atravesado, no tenían ya mayor importancia para mí.
NTRODUCCION De cara a la realidad y al analizar los acontecimientos que caracterizaron el siglo pasado, encontramos a la humanidad sumida en una profunda crisis, luego de haber atravesado por diferentes etapas que, en su momento arrojaron algunas luces de esperanza que, infelizmente, al declinar sus fugaces destellos, resulta nuevamente el mundo inmerso en la desorientación y el desasosiego.
El marido o el padre, si no ha sido degollado, anda a monte, en los capones de la sierra, o emigrado en la Banda Oriental. Si alguna vez la cría lo atrae al pago, no tarda en amanecer atravesado sobre un camino, con la cabeza separada del cuerpo.
Han llegado hasta aquí espeluznantes relatos de degüellos, violaciones, incendios, masacres de prisioneros, pero menester es haber atravesado las zonas devastadas de aquella provincia, a raíz de la terminación de la guerra, y oído a los protagonistas de la gran tragedia, emocionados aún, relatar sus escenas, para darse cuenta justa de lo que allí pasó.
Esto duró hasta que se oyó el repiqueteo de la campanilla; porque entonces, los chicuelos rompieron la humana valla que a duras penas habían atravesado para ver al caballero más de cerca, los viejos apagaron sus pipas, los jóvenes restregaron el fuego de sus cigarros contra el poste más inmediato y se guardaron las puntas en el bolsillo del chaleco, los que tenían la chaqueta tirada sobre los hombros se la vistieron, y todos corrieron al templo atropelladamente para llegar a él antes que el párroco pisara las gradas del altar.
Los indios se acostaban en la tierra, como los japoneses de los circos cuando van a jugar a las bolas o al barril; y en el palo, atravesado sobre las plantas de los pies, sostenían hasta cuatro hombres, que es más que lo de los moros, porque a los moros los sostiene el más fuerte de ellos sobre los hombros, pero no sobre la planta de los pies.
Sois valientes, lo sé; vosotros habríais triunfado con Aníbal en Canes y en Trasimeno; César con vosotros habría pasado el Rubicón y esclavizado su país; pero no es con vosotros que el primero habría atravesado los Alpes y que el otro habría vencido vuestros antepasados.
Aquel nombre, Helena, no evocaba en mí ninguna figura de mujer que se fundiera con él, ninguna de las que han atravesado mi vida, dejándome la melancolía de un fin de amor tras de los fugitivos entusiasmos, se llamaba así, soñé en la princesa Helena del idilio de Tenysson y mentalmente la llamé Helena, como a una amiga de la infancia.
Subieron los de la hostería y halláronme atravesado con cuatro balas y con muchos perdigones, pero todas por partes que de ninguna fue mortal la herida.
XVIII La muchedumbre que ocupa las naves del templo tiene fijos sus ojos en el príncipe y arroja un grito de horror. Pulo se ha atravesado con su espada, y el caliente borbotón de sangre que brota de su herida salto humeando al rostro del genio.