Ejemplos ?
Prueba de ello fue que los periódicos de esa región no salieron en su defensa. A manera de ejemplo, un rotativo de Nueva Orleans calificó a los aventureros como «jóvenes atolondrados».
Este personaje utiliza varios clichés con frecuencia, como "¡Ay Pepe!", "¡Cafecitooo...!" (cuando acaba de meter la pata), o se refiere a sus hijos como "Chiquitos" o "Pedazos de mierrr...". Al contrario que Pepe, los diálogos de Moni suelen ser rápidos, atolondrados, ingeniosos y sarcásticos.
Entre los primeros, sentimentales, honestos y algo atolondrados, se encuentran el polígrafo Manuel Mandeb, el poeta Jorge Allen, el músico Ives Castagnino y el "Ruso" Salzman, jugador compulsivo.
Arma no tenía, sino era una navajita cachicuerna. Lo que hizo fue llamar a sus hermanos, que se despertaron atolondrados. Él los empujó.